•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El francés Romain Grosjean (Lotus-Mercedes) finalizó los ensayos en el circuito de Montmeló, los segundos de la pretemporada de Fórmula 1, con el mejor tiempo de los cuatro días, mientras que el español Fernando Alonso acabó en el hospital tras un accidente.

Grosjean marcó el mejor tiempo en la cuarta y última jornada de ensayos de pretemporada, confirmando el dominio de los Lotus-Mercedes en las pruebas de Barcelona, donde su compañero venezolano Pastor Maldonado había sido el más rápido en otras dos jornadas (jueves y sábado).

El tiempo del piloto de Lotus (1:24.067), conseguido por la tarde con neumáticos superblandos, fue además el mejor crono de los cuatro días de entrenamientos, beneficiándose de las mejores condiciones de la pista de toda la semana, aunque el fuerte viento por la mañana fuese la causa del accidente de Alonso y de su compatriota Carlos Sainz Jr.

Aunque estos resultados de pretemporada no quieren decir gran cosa, el hecho de que los Lotus hayan dominado tres de las cuatro jornadas de entrenamiento parece dar la razón a la escudería de Enstone al cambiar los propulsores Renault de la pasada temporada por los Mercedes, dominadores del pasado campeonato.

Al igual que ocurrió en Jerez, en los primeros entrenamientos de pretemporada, la escudería Mercedes-AMG no fue a buscar buenos tiempos, sino que su objetivo fue rodar el máximo número de vueltas posibles y lo logró al completar 444 vueltas en cuatro días.

Pocas dudas

Lo que sí parece claro es que las diferencias entre los equipos son menores que en 2014, cuando Mercedes barrió durante toda la temporada y apenas dejó unas migajas para sus rivales.

Solo persisten dos dudas: Force India y McLaren. El equipo indio propiedad de Vijay Mallya volvieron a rodar con el monoplaza de 2014 y se centraron en estudiar el comportamiento de los neumáticos.

A Force India solo le queda la última tanda de entrenamientos de pretemporada, a partir del jueves otra vez en Montmeló, para trabajar con el nuevo monoplaza, cuando la mayoría de sus rivales habrán completado 12 días de entrenamientos para preparar una temporada que comenzará el próximo 15 de marzo con el Gran Premio de Australia.

McLaren-Honda en alerta

La situación es aún más inquietante para McLaren-Honda, que ha vuelto a vivir una semana catastrófica: pocas vueltas, muchos problemas, sobre todo en el sistema de recuperación de energía de su motor japonés, y sobre todo el accidente inexplicable de Alonso ayer.

Justo antes de la pausa de mediodía, el doble campeón del mundo se salió violentamente de la pista entre las curvas 3 y 4 y chocó contra el muro de protección.

Alonso fue trasladado en helicóptero hacia un hospital cercano, donde se le practicó un escáner que reveló que no sufre lesiones de consideración, según informó su escudería al final de la jornada.

“Debía ir a unos 150 km/h y su coche giró bruscamente”, explicó el alemán Sebastian Vettel, sustituto de Alonso en Ferrari.