•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La mala suerte azotó las puertas de Edgard López, Justo Rivas y Julio César Raudez, para dejarlos en deuda este pasado fin de semana ante la posibilidad de coronar sus récords personales en el Campeonato Nacional de Beisbol Germán Pomares Ordóñez.

De estos tres, López estuvo más cerca de conquistar la cifra de los 1,500 hits el domingo pasado en el estadio Yamil Ríos Ugarte, pero al parecer los dos días que tuvo libre apagaron la pólvora de su madero ante León, tras irse de 5-0, con 2 bases por bolas en dos partidos.

El cañonero rivense no pudo conectar el imparable que lo inmortalizaría y ahora tendrá que esperar hasta el viernes para ver si ante las Brumas de Jinotega puede ligar el hit, jugando en su propia casa.

“No me picharon, nunca pensé que me tiraran bolas a fuera. Dos veces me tiraron por la zona de strikes y por tratar de conectar el hit, tuve que hacerle swing a todo. Escuché de los fanáticos que los lanzadores de León no iban a permitir que conectara el hit, y lo comprobé cuando estaba en el cajón de bateo. Me escondieron la bola. El único momento en que me sentí presionado fue en mis dos últimos turnos, porque quería dar el imparable, pero vamos a intentarlo el viernes", apuntó López.

Justo no jugó

Un tirón en la pierna izquierda y una molestia en su muñeca derecha, como resultado del encontronazo que tuvo el fin de semana anterior con el receptor de los Dantos, Manuel Vanegas, apagaron todas las intenciones a Justo Rivas de jugar ante la Costa Caribe, para a llegar los 1,000 imparables.

Rivas viajó con el equipo a Rosita, pero durante los entrenamientos, el artillero se vio imposibilitado de entrar al terreno de juego, según información del plantel San Fernando. Ahora, Rivas tendrá la oportunidad de alcanzar su récord personal jugando este viernes ante Chinandega, en el estadio Roberto Clemente, de Masaya.

Por su parte, Julio César Raudez salió sin decisión el sábado reciente en la derrota de los Tiburones de Granada 3x2 ante los Indios del Bóer, partido donde tiró 6 innings de dos carreras, 5 hits y 3 ponches. Dejando su registro en 161 victorias y la posibilidad sumar otro triunfo el próximo sábado ante los chinandeganos, en busca de superar los 169 de Asdrudes Flores.

6 innings de dos carreras, 5 hits y 3 ponches lanzó Julio César Raudez, para salir sin decisión ante los Indios del Bóer.