•  |
  •  |
  • END

Diriangén y Ocotal-Pantaleón, que vienen de levantar su fútbol y ofensiva con sus triunfos sobre Masatepe y Real Estelí, en la última jornada de la fase clasificatoria, se vuelven a encontrar hoy en semifinales del torneo de fútbol Apertura, una ocasión propicia para que los diriambinos busquen arreglar cuentas recientes con los fronterizos.

Los diriambinos perdieron el invicto en el “Roy Fernández”, pero se desquitaron en la segunda vuelta en el “Cacique” de Diriamba, al vencerlo 2-0. En estas instancias todo parte de cero, y quien esté mejor preparado saldrá por la puerta grande en el partido de ida que se jugará en Diriamba --a las tres de la tarde--.

Diriangén no gana títulos desde el año 2006, corona conseguida bajo la dirección del técnico Mauricio Cruz, quien está de vuelta en estas lid, dispuesto a dar otra vuelta olímpica. Sin embargo, primero debe superar el obstáculo llamado Ocotal.

Las dos escuadras tienen en común el hecho de que han ido de menos a más en el torneo, y ambos sacaron a relucir su arsenal en la etapa regular. Diriangén finalizó en la tercera posición con 36 puntos, Ocotal fue sublider con 37 unidades; con un personal fresco y sediento de gloria saldrá hoy al engramado el Cacique, en busca de los goles que le concedan los tres primeros puntos en disputa.

Mario Alfaro debe reconocer en la víspera que Diriangén siempre se crece en las etapas importantes, y deberá ingeniárselas para armar el once de apertura, debido a que va al duelo de ida con bajas importantes: no podrá utilizar --por lesión-- al meta, Elvin Padilla, ni a Enoc y Norlan Salgado, Mario García, Romniel Figueroa, Mario Morales, Julio Molina y Darwin Ramírez. Diriangén está obligado a demostrar hoy que la victoria 2-0 en la segunda vuelta no fue mera casualidad, y que su juego por los laterales y en el mediocampo finalmente está aceitado.

Respecto a su ofensiva, el multicampéon nacional tiene en sus filas a Herberth Cabrera, el máximo artillero hasta el momento.

También destaca el media punta argentino, Hugo Silva, quien ha regalado su magia al romper las redes en seis ocasiones; y puede marcar nuevamente la diferencia. No obstante, el blanco y negro se encontrará con un Ocotal que también está en alza, y que seguramente pondrá toda su carne en el asador para seguir alimentando su aspiración hacia su primer cetro.

Pero la posibilidad de un clásico pinolero también palpita en el ambiente, en el caso que los estelianos y diriambinos ganen sus respectivas series.