•  |
  •  |
  • END

Sin convencer, aunque al final hizo los goles, el Diriangén venció 2-0 al Deportivo Ocotal en Diriamba, en el primer duelo de semifinal entre estos clubes. Pero los Caciques dejaron muchas dudas sobre su capacidad para resolver a sus rivales si estos reúnen a todos sus jugadores en el próximo encuentro en Ocotal.

El Ocotal tenía todo en su contra: el público, algunas decisiones arbitrales, al menos tres titulares estaban jugando a medio gas por lesión y otros ausentes, algo que obligó al técnico Mario Alfaro a hacer un cuadro sin delanteros, con un medio campo remendado y una defensa golpeada.

Eso al final pesó mucho para el equipo norteño, porque obligó a jugadores como Edwin Herrera el hacer de atacante, y a ratos, de medio, por la ausencia del delantero Julio Molina; poner a Mario Morales a jugar aún resentido y cambiar en el camino a la zaga.

Con ese intento de equipo, el Diriangén no pudo hacer mucho en el primer tiempo y sin explicación alguna se dedicó a jugar al pelotazo.

Raúl Leguías, sin hacer goles, fue el mejor hombre en la cancha para los blanquinegros, pues se encargó de trabajar como creativo y por si faltara también las hizo en la delantera. Del primer tiempo, que terminó 0-0, poco para resaltar, aunque siendo justos, hay que decir que las opciones de gol las tuvo Ocotal, pero no tenían a los mejores hombres para definirlas.

En el segundo período fue clave una jugada dudosa de penal, que no sólo le dio el chance al Diriangén a ponerse adelante, sino que dejó con diez hombres al Ocotal, cuando le expulsaron a Darwin Ramírez por protestar la decisión del árbitro.

Increíblemente, Hugo Silva no pudo anotar el penal al minuto 65 y el Diriangén siguió en apuros, porque ahora, con diez hombres, sus rivales tenían más presencia en la cancha, aunque les faltó contundencia para aprovechar las opciones que se creaban.

El primer tanto llegó con un centro de Ismael Reyes que encontró a Jorge Portocarrero en el área, sólo para que rematara de cabeza y poner el ansiado 1-0 para el Diriangén.

Ocotal tuvo para ripostar con dos jugadas de Elvis Figueroa, sin embargo, no es su mejor virtud la definición; y eso quedó demostrado con disparos desviados de la cabaña.

Y cuando estaba por concluir el encuentro, Hugo Silva hizo una individual que lo llevó cerca del área chica; esperó a que llegara Herbert Cabrera, quien todavía recibió el balón, lo paró y remató la jugada para el 2-0.

El último duelo de esta semifinal será el domingo en el “Roy Fernández”, de Ocotal, donde los locales son difíciles de vencer, pero cuando cuentan con todo su personal.