•  |
  •  |
  • END

MADRID
Quedan seis días, pero Bernd Schuster lo ve bien claro.

“No es posible ganar en el Camp Nou. Tal como estamos, el equipo puede intentar hacer un buen papel, pero más no se puede hacer”. Así de conciso es el pronóstico del entrenador del Real Madrid para el clásico, ante un Barcelona que llegará con nueve puntos de colchón. El técnico alemán aseguró además que ese partido “le preocupa menos que cualquier otro”.

La tercera derrota en cuatro jornadas pasó a un segundo plano para Schuster, que mostró un mensaje de clara inferioridad ante el eterno rival. “El Barcelona está arrasando y creo que éste va a ser su año”, auguró ante la admiración de la sala de prensa.

Sin embargo, el alemán no se resigna con asumir el momento blanco. “No me resigno porque los jugadores están dando todo. Pero hace falta cambiar la suerte de este equipo. Un golpe de efecto sería importante”, apuntó.

Ya en lo referente a la actuación ante el Sevilla, Schuster resaltó que sus hombres habían hecho “cosas muy buenas y otras no tanto”. “Y otras cosas que han influido que no han caído de nuestro lado. La suerte hay que buscarla. El partido de hoy (ayer) no ha sido cuestión de mala suerte”, dijo en referencia a los dos balones al palo y las decisiones de Álvarez Izquierdo.

Tampoco eludió Schuster una crítica velada al rival, que se echó atrás tras obtener dos goles de ventaja. “El Sevilla nos ha ayudado a reaccionar porque ha estado pasivo en la segunda parte y lo aprovechamos. Pudimos hacer más jugadas con Robben. Eso nos ha dado mucha vida. Se ha visto que estuvimos a punto de remontar y ganar el partido”.