•  |
  •  |
  • END

Francisco Jarquín Soto
La imagen que todos tenemos sobre Joseph Agbeko coincide con la peor de Luis Pérez, precisamente cuando el nica perdió el título de las 118 libras de la FIB hace más de un año.

Desde esa ocasión no ha estado en juego esa corona, ahora en poder del ghanés, y por cosas del boxeo, Agbeko tendrá como rival al también nica William González, el jueves 11 de diciembre en el Prudential Center, Newark, en New Jersey.

Esa imagen la tiene bien grabada “El Chirizo”, y en el inicio de la guerra verbal con su oponente dejó bien claro lo que piensa sobre Agbeko cuando venció a Luis.

“Miré a Agbeko derrotar a Luis Pérez para hacerse campeón, pero no vi nada especial en él”, dijo González en sus primeras impresiones con los medios norteamericanos.

“No pienso que él tenga algo especial. Este combate es muy importante para mí y mi futuro, pero trato de no pensar en eso ahora, sólo sobre Agbeko y su corona. Lo derrotaré y ganaré su cinturón en una gran pelea a cualquier costo”, agregó el nica en una conversación con representantes de la promotora Don King Productions.

“El Chirizo” está en New Jersey hace una semana, y a pesar de que viajó sin su entrenador, Ramón “El Chino” Gutiérrez está con una actitud muy positiva de vencer a su rival, y ha seguido el plan de trabajo que tenían previsto para estos días antes del combate.

A poco más de 24 horas de su encuentro con la báscula, “El Chirizo” ya está en 120 libras.

Estas primeras declaraciones de González provocaron al campeón, quien no dudó en descalificar los argumentos del retador oficial.

“Me alegro que González esté optimista. Él necesita esa confianza para permanecer en el ring conmigo. Sé que él tiene 21 y 2 (victorias y derrotas), pero él nunca ha estado en el cuadrilátero con King Kong”, expresó el ghanés.

El primer intercambio de golpes se ha producido, en una muestra de lo competitiva que podría ser esta pelea, con Agbeko luciendo récord de 25 victorias, un revés y 22 nocauts, mientras el nuestro no se queda atrás con 21 y 2, además 19 fulminados antes del límite.

“Quiero celebrar la Navidad con mi familia y este cinturón. Y no veo cómo Agbeko pueda impedirlo, porque lo que va a sentir va ser pura dinamita”, concluyó González.