•  |
  •  |
  • END

Tal como lo prometió, William “El Chirizo” González no tuvo problemas con la báscula y marcó 117 libras, una menos del peso para la pelea por título Gallo de la FIB con el monarca, Joseph Agbeko, quien dio lo justo, 118, y se alista para defender su corona hoy en Newark, New Jersey.

Con el primer examen aprobado, González tiene el reto de superar no sólo al campeón y su velocidad de manos, como la que mostró ante Luis Pérez hace más de un año, también debe guiarse solo en la estrategia que intentará aplicar para anular al ghanés.

“Sé que tengo que cuidarme de su mano izquierda porque es la primera que tira, y si me descuido la mete bien, pero eso lo trabajamos con mi entrenador por cuatro meses. Yo vengo a noquear, y si no se da, voy a ganar round a round esta pelea. Lo que sé es que me voy de aquí con el título”, explicó González a EL NUEVO DIARIO desde su habitación en el hotel Robert Treat, en New Jersey.

Pese a que su promotora, Warrior Promotions, le puso a Francisco Rivas para que lo suba a la esquina, William seguirá el plan que hizo con su entrenador, Ramón “El Chino” Gutiérrez, quien nos comentó un poco de cómo peleará su pupilo.

“Agbeko se va a encontrar con un peleador inteligente. Vamos a pasar esa izquierda en forma de volado que tira el africano, y después verán cómo le va a meter las manos William con jabs de derecha y ganchos de izquierda a donde más le duele”, dijo Ramón, mientras se mostraba satisfecho por los resultados en el pesaje de William.

“Me siento fuerte para dar una gran pelea. No creo que pueda aguantarme, pero estoy listo para los 12 asaltos y al mismo ritmo que el primero. Agbeko se va a quedar sin título mañana (hoy). No creo que pueda ganarme, no tuve problemas con el peso, comí normal antes del pesaje y ya ven cuánto di”, agregó “El Chirizo”.

“El Chino” Gutiérrez logró conversar ayer después del pesaje con William y aprovechó para reiterarle el plan del combate para vencer a Joseph.

“Cuidado se confía Agbeko y baja mucho la guardia, como lo hizo con Luis. William pega, en mi opinión, más fuerte que Luis, y es más rápido. En un descuido Agbeko podría terminar en el suelo siempre que se aplique el plan”, agregó “El Chino”.

Una de las armas principales de William será su fortaleza, sin embargo, es difícil imaginar que Agbeko sea un blanco fijo para el nica.

“Vamos a combinarlo con muchos golpes. Arriba, abajo, en gancho, upper, directos, jabs. Agbeko se va a sorprender porque de todos los ángulos le voy a meter las manos. Será una guerra la que se mirará en el ring, y Agbeko es el que va a sufrir”, concluyó “El Chirizo”.