•  |
  •  |
  • END

MLB.com / LAS VEGAS

Teniendo en cuenta que los “más grandes sueños” del dominicano Omar Minaya durante esta temporada baja no incluían las adquisiciones del venezolano Francisco Rodríguez junto a J.J. Putz, nos podemos atrever a decir que el gerente general de los Mets es realista. Eso lo admitió antes de adquirir a Putz, al decir que no esperaba buscar los servicios de A.J. Burnett o Derek Lowe, los mejores abridores todavía disponibles en el mercado.

“Económicamente, no estaremos involucrados en eso”, explicó Minaya. “No lo haremos porque ya invertimos bastante dinero en K-Rod”.

Debido a que los Mets gastarán más dinero la próxima temporada y el hecho que Minaya ve al venezolano Johan Santana, Mike Pelfrey y John Maine como sus primeros tres abridores, lo han convencido a no invertir en los agentes libres más caros.

“No creo que suceda”, dijo Minaya.

Eso no cambia el hecho de que los Mets todavía necesitan al menos un abridor. El novato Jonathon Niese, quien tiene tres aperturas al nivel de Grandes Ligas, sería el cuarto abridor en la rotación. Y aunque Minaya dijo que espera que Niese o el otro novato Bobby Parnell se lleven el puesto de quinto abridor cuando terminen los Entrenamientos de Primavera, todavía existe un vacío en el cuarto puesto de la rotación.

Los agentes libres Jon Garland y Randy Wolf, o posiblemente el dominicano Pedro Martínez, sean las opciones para ese puesto.

Minaya no ha descartado la posibilidad de que el mexicano Óliver Pérez regrese con los Mets. El gerente general y el piloto de los Mets, Jerry Manuel, hablaron esta semana sobre lo bastante que Pérez ha avanzado con los Mets durante las últimas dos temporadas y media, y Pérez sería una alternativa más económica que Burnett o Lowe.

El presidente de los Mets, Jeff Wilpon, prefirió no hablar del tema de si estaba interesado en aumentar la nómina sobre los US$137 millones que invirtieron la temporada pasada. Sin embargo, los Mets se descargaron de importantes salarios como los de Pérez, Martínez, el quisqueyano Moisés Alou y el cubano Orlando Hernández, pero con la contratación de Rodríguez, Nueva York pierde flexibilidad en la nómina.

La próxima temporada Billy Wagner ganará US$10.5 millones por rehabilitarse de ua cirugía en el codo izquierdo, y el contrato de Putz tiene una opción de US$8.6 millones para 2010. Es una gran cantidad de dinero invertida en pitcheo, pero Minaya insistió que es un punto en el que vale la pena invertir dinero.

“Mi trabajo es armar al equipo en varias formas”, indicó Mianaya. “Pero algo que siempre he dicho es que para ser campeón se necesita un buen bullpen”.