•  |
  •  |
  • END

No fue la típica jornada de pesaje como otras veces, con Evans Quinn de por medio no podía serlo. Alrededor de su cuello tenía una boa de buen tamaño, y no dejaba que su boca estuviera mucho tiempo cerrada, menos teniendo a la par a su rival, el también peso completo Tipton Walker.

Sin llegar a las ofensas, Quinn continúo advirtiendo al norteamericano que no pasará del segundo asalto, e insistía con vehemencia en que él no es una copia de Ricardo Mayorga, quien siempre habla mucho antes de medirse a sus oponentes.

“Tengo palabra, buen boxeo y tengo h... para hacer en el ring lo que me propongo. Y que no crea Walker que hablo para sentirme bien o impresionarlos (a los periodistas). No me va a aguantar, y cuidado que en el mismo primer asalto termino con él”, dijo Quinn, sin dudar en ningún momento que hará realidad hoy esta predicción.

El caribeño y Walker protagonizarán el combate semiestelar de la velada montada por Prodesa hoy en el gimnasio Alexis Argüello desde las siete de la noche. Y como es normal, el peso para ellos no es una parada en la báscula sobre la que tengan que preocuparse. El nica marcó 216 libras y Tipton 230.

Walker parecía más relajado, a pesar de que Quinn hasta para tomarse las fotos con él seguía diciéndole lo que le esperaba en el ring.

“Mañana (hoy) será la noche. Voy a cumplir mi palabra”, decía Quinn casi en el oído a su rival, y al instante sonreía Walker, como tomando en broma al nica.

Para las otras peleas, Alberto Morales, un nica que está tratando de hacer carrera en Estados Unidos, hizo 150 libras para enfrentar a Juan Munguía (150.5) en ocho asaltos, Carlos “Chocorroncito” Buitrago marcó 106 y se medirá a Oscar López, quien también dio ese mismo peso para un combate a cuatro rounds.

Ariel Vásquez (127 libras) no tuvo problemas en la báscula, al igual que su rival, Carlos Aguilera; José Elizabeth (119) se enfrentará a Nicolás Mercado (118). Al parecer hubo un cruce para el combate entre Eduardo Mendoza y Marlon Espinoza, pues el primero dio 134 libras y el segundo 130, para una pelea que estaba pactada en 136.

Orlando Rizo (120) pasó su primera prueba para debutar en el profesionalismo ante Rider Espinoza (121.5), lo mismo que Henry Maldonado (112.5), aunque su oponente René Conde (114) estaba un poco alto en el peso.