•  |
  •  |
  • END

El equipo chinandegano VCP, con la competitividad y confianza por bandera, buscará hoy en el Independencia de Estelí su primera final en Primera División, y lo tiene todo para conseguirlo frente al golpeado Real Estelí, de Otoniel Olivas, que precisa de un milagro para seguir haciendo historia.

Los chinandeganos, la síntesis del fútbol fiable, que ha construido un equipos para ganar, con su triunfo 3-1 en la ida, tienen un pie en la final pero deberá tomar mucho recaudo para sellar la historia ante los vigentes campeones nacionales, que sin duda saldrán a buscar la remontada en casa ante sus seguidores.

El equipo de Flavio Da Silva se desperezó cuando le requirieron las exigencias y lo hizo a lo grande, derrotando a su rival directo en la ida, en una exhibición de fútbol, gasto físico y de máximo aprovechamiento de las jugadas de estrategia.

VCP es un equipo creado para jugar bien al fútbol, para ganar. Los occidentales afrontarán hoy a partir de las 2:30 de la tarde el partido que los puede conducir a su primera final en Primera División
Los estelianos cruzan los dedos. Después de haber caído en la ida, ahora afrontan un salto sin red, porque a la dificultad de medirse a VCP, encuentran la presión agobiante que meterán sus exigentes seguidores.

Hoy deberá poner todo el material posible para frenar el ímpetu y cortar la inspiración de los pupilos de Vicente Padilla que están pisando la escalera que lo conducirá a la final. Para ello deberá resolver los 90 minutos restantes ante un equipo herido, con rabia y sediento de venganza.

Si es por experiencia, Estelí es favorito en todos los terrenos. Por ejemplo, ha ganado en toda su historia seis coronas nacionales, pero frente a VCP, el de moda, todo es posible.