•  |
  •  |
  • END

¡Qué saludable y estimulante es atravesar dificultades para poder fijar al mejor atleta nica de 2008, cuando las discusiones giran alrededor de tres aspirantes con fuertes posibilidades!
¿Recuerdan 1984? ¡Qué difícil fue tratar de establecer diferencias entre Julio Moya con su 0.14 y pitcheo magistral por 128 entradas, más 4 triunfos en la Serie Mundial, y el impresionante accionar del púgil Gustavo Herrera con su título Centroamericano y del Caribe después de imponerse a un dominicano, un cubano y un mexicano, con un alarde de destreza! Se decidió, tontamente, no seleccionar a ninguno de ellos, en lugar de ir hacia lo más tolerable aunque sin terminar las discusiones, como lo era que compartieran la distinción.

Hoy se seleccionará al Atleta pinolero más destacado en el año. Mi escogencia, si votara, es Vicente Padilla. Sus 14 victorias le permitieron apoderarse del liderazgo del staff de los Rangers, y facilitó su nombramiento como pitcher del año en Texas. Tengo un gran aprecio por cada victoria en el mejor béisbol del planeta, y el atleta nica mejor pagado de todos los tiempos, registró una gran temporada trabajando 171 innings con 127 ponches y 65 bases por bolas, una excelente relación.

Asunto de puntos de vista. Obviamente no me voy a molestar si la selección es Román “Chocolatito” González, ese fulgurante peleador de las 105 libras que arrebató el cinturón de la AMB al japonés Yutaka Niida, noqueándolo en cuatro asaltos. González, victorioso en sus seis peleas de 2008, fue seleccionado por los expertos de The Ring, como el mejor púgil que se puede encontrar en el casillero mínimo, un reconocimiento de gran brillantez.

Tampoco voy a protestar si la Asamblea de la Asociación de Cronistas, decide que el mejor de este 2008 es Juan Palacios, otro 105 libras que se mueve en el territorio del Consejo Mundial, y quien derrotó al boricua Omar Soto en agosto para coronarse, y luego le aplicó brillantez a la borrosa conquista, venciendo al japonés Teruo Misawa en noviembre, con una exhibición que todavía nos mantiene ovacionándolo.

Lo siento Everth Cabrera. Estuviste muy bien en las Menores proyectándote hasta esa escogencia de los Padres, sacándote de los Rockies, y ofreciéndote posibilidades de instalarte en la Gran Carpa, pero no puedes “rugir en rueda” con los tres mencionados.

¿Por qué me inclino hacia Padilla? Porque lo veo en otra esfera de competencia y considero que en éstos momentos, es más difícil ganar 14 juegos en las Mayores que obtener una corona de boxeo; porque el estar sometido a una intensa presión cada cinco días durante seis meses, plantea una exigencia mayúscula; porque ganar más de 11 millones de dólares por temporada y estar siempre en la mira de otros equipos, indica el nivel de repercusión que ha alcanzado y porque las expectativas que provoca, están por encima de cualquier otro atleta nica.

Claro que “Chocolatito” me emocionó y asombró con su boxeo de filigrana y esencia de matador, y que vi de pie la última pelea de un Palacios debidamente aumentado y corregido, y es obvio que la lucha entre ellos por los votos, con más favoritismo que Vicente según las opiniones previas colocadas sobre el tapete, será muy agitada.