•  |
  •  |
  • END

¿Vieron a Wilber Bucardo en el Juego de las Estrellas? En medio de la constelación de grandes lanzadores, algunos ganadores de cientos de batallas, ninguno de ellos lució tan inmenso sobre la loma, tan dominante e intimidante, como el joven pitcher del Bóer.

Desde su llamado al box, Bucardo acusó impacto. Con una altivez natural, su cabeza erguida, su mirada inmóvil, se dirigió a la loma. Luego de varios disparos al plato, comenzó su obra maestra, dominando a cuanto artillero tuvo enfrente.

El trío galáctico lo esperaba. Clyde, Hurts y Mejía. Cada uno de ellos, en fila, movían los bates, mientras Bucardo se acomodaba sobre el montículo.

Williams deslució y roleteó a segunda. En una batalla fuerza contra fuerza, Hurts sacó la peor parte y falló en elevado al izquierdo, y Mejía fue aniquilado con tres envíos de gran velocidad, culminando así el derecho pinolero su presentación fantástica.

“Gracias a Dios las cosas me han salido bien, y espero que sigan así hasta el final”, dijo Bucardo. “Siempre me mantengo positivo. No existe nada ni nadie que me intimide en el juego y pienso que eso ha sido la clave del éxito que estoy teniendo”, añadió.

Pero el impacto de Bucardo no sólo está limitado a su presentación en el Juego de las Estrellas… En la Liga no hay nadie mejor que él cuando está sobre el box.

Presenta dos victorias sin derrotas y su efectividad es de 0.93, además de que salva un juego.

“Sabíamos que vendría mejorado de las Ligas Menores, pero nunca nos imaginamos que lo haría tanto”, dijo Nemesio Porras, Gerente General del Bóer. “No me sorprende porque sé de su calidad, pero sí es digno de mucha admiración”, añadió.

El manager del Bóer, Lourdes Gourriel, fue más allá con el joven lanzador: “En un equipo donde la mayoría de los pitcheres son calificados como estrella, él no desentona, y quizás sus presentaciones monticulares sean las mejores que hayan visto esta temporada”.

Bucardo es la combinación perfecta que todo equipo quisiera… Se trata de un lanzador de poder con sus rectas de más de 90 millas por hora. Suelta gran slider que desajusta a cualquiera, es muy disciplinado y sobre todo joven.

“Es un pitcher muy difícil, de eso no hay duda. Si el bateador se descuida, lo va a sorprender con su potente recta o buscará como exterminarte con su slider. Ese muchacho tiene talento, tiene un potencial enorme y va a llegar largo”, añadió Nemesio.

Bucardo durante la campaña regular ha mostrado su arsenal y la calidad de pitcher que es. El pasado domingo durante el Desafío de las Estrella, demostró que su nivel es más alto del que todos ven.

No hubo una estrella más brillante que él cuando estuvo sobre el box.