•  |
  •  |
  • END

El reconocido narrador deportivo Andrés Cantor llegará a Nicaragua en enero, para impartir, con otros periodistas especializados en fútbol, un seminario que se hará los días 28 y 29 de ese mes, organizado por la Federación Nicaragüense de Fútbol y el argentino Alejandro Gutman, que en representación de la FIFA dirigirá en el país el programa Fútbol for ever.

Pero el tema del seminario no tiene nada que ver con el otro, pues Gutman está desde el lunes en el país para darle forma al programa “Fútbol for ever”, que debe arrancar precisamente en enero, y en su estadía, el presidente de la Federación, Julio Rocha, logró que el sudamericano organizara la llegada de los periodistas encabezados por Cantor.

El propósito de su llegada, según Gutman, se cumplió en términos impensables, porque no sólo logró encontrar las condiciones adecuadas para montar el programa “For Ever”, sino que también trabajará con la Federación de Mujeres del Campo para que el proyecto llegue a otros sectores de Nicaragua.

“Éste es un programa que le permitirá a los niños y niñas, además de jugar al fútbol, experimentar varios modelos de aprendizaje que podrán usar en su vida diaria. En su comunidad, familia, amigos y consigo mismo, todo para hacerlos mejores seres humanos. Ése es el principal propósito, más que formar a grandes jugadores”, comentó Gutman en conferencia de prensa.

Este proyecto piloto se iniciará en enero con un curso para preparar a los instructores que trabajarán con los más de mil niños que recibirán la primera fase del “Fútbol for ever” en Managua, Matagalpa y Carazo.

“Después de seis meses de comenzado el proyecto se hará la primera evaluación para saber cómo va, y seguir trabajando para darle una buena formación a los niños y jóvenes”, agregó el dirigente.

Según Gutman, escogieron a Nicaragua para hacer este proyecto por las buenas referencias que recibió de Rocha, de parte de Mauricio Caballeros, encargado de “Proyecto Gol” para Centroamérica.

Sin embargo, sólo la constancia de todos los involucrados permitirá que este programa piloto llegue a efectuarse a nivel nacional como planea Gutman, para incluso, de tener éxito en el país, convertirlo en un modelo internacional para realizarlo en otros lugares.