•   Managua  |
  •  |
  •  |

Una puerta más se abrió para el futuro de prospectos nicaragüenses, con la designación de Gustavo Martínez como scout de los Rojos de Cincinnati, organización que por primera vez en el país incursiona en la buscada de nuevos elementos para el beisbol de las Grandes Ligas.


Y en muestra de la confianza que Martínez tiene de los Rojos por su experiencia y conocimiento de este deporte, debutará esta mañana con la firma de los nicaragüenses Benjamín Alegría, campocorto de los Dantos y el receptor de la Academia de Beisbol Nicaragüense, Leonardo Ortiz.


“El plan es buscar juventud con talento, buscamos proyección. Todo el pelotero que firmamos es con la visión de que juegue en las Grandes Ligas, si no llega es otra cosa, pero nadie te va a firmar como un favor. Nosotros queremos sacar a unos cuantos Grandes Ligas por el bien de la organización y del país”, afirmó Martínez.


Sobre su designación como scout, Martínez explicó que gracias a su experiencia en el beisbol y a las relaciones con Richard Jiménez, director de los Rojos para  Latinoamérica, logró el cargo. “Desde hace mucho tiempo he platicado con Jiménez para ser scout, y el primero de febrero firmé el contrato de forma oficial”.  
Hay talento

“En Nicaragua hay buenos peloteros, hay mucho talento joven sin explotar, pero sin mucha base de juego. Por eso está en el país una delegación de la MLB impartiendo una clínica de desarrollo a entrenadores de distintos departamentos del país, para que ellos les enseñen en las categorías infantiles y  juveniles que están creciendo en el beisbol”, agregó Martínez.


En las ligas menores Martínez jugó con los Marineros de Seattle desde 1998 al 2004, también en Italia, Taiwán y México, estuvo presente en la Liga Independiente del Atlántico y con el Bóer ha conquistado cinco campeonatos en la Liga de Beisbol Profesional Nacional  y un título con los Gigantes de Rivas.