•   Doha  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El futbol será un deporte de invierno gracias al Mundial-2022 de Catar: el periodo entre el 26 de noviembre y el 23 de diciembre fue recomendado este martes por el grupo de trabajo de la FIFA, lo que provocó el enfado de los clubes europeos.

Era evidente desde hace tiempo, pese a las promesas de estadios con aire acondicionado, que celebrar el Mundial de Catar en pleno verano boreal era inviable debido a las temperaturas extremas. Los altos funcionarios de la FIFA lo reconocieron y el anuncio de este martes no fue una sorpresa.

En un comunicado, la institución mundial explicó que el grupo de trabajo “ha identificado el período que va de finales de noviembre a finales de diciembre como el mejor para el Mundial de 2022”.

Jérôme Valcke, secretario general de la FIFA, también comentó: “Hay una solución que emerge de estas conversaciones, es la de noviembre-diciembre de 2022”.

La decisión final sobre las fechas la tomará el comité ejecutivo de la FIFA, en una reunión los días 19 y 20 de marzo en Zúrich. Pero, no parece que vaya a haber mucho suspenso.

¿Por qué estas fechas?

Esto es lo que recomienda el grupo de trabajo de la FIFA. Una fuente cercana anunció a la AFP que el encuentro inaugural tendría lugar el 26 de noviembre y la final 23 de diciembre. En comparación con el Mundial de Brasil-2014, que se disputó de 12 de junio al 13 de julio, son cuatro días menos de competición.

Los jugadores no estarían a disposición de los equipos nacionales hasta el 19 de noviembre, una semana antes del comienzo, lo que supone un quebradero de cabeza para los seleccionadores.

La Copa Confederaciones se disputaría en sus fechas habituales, es decir, en junio-julio 2021, pero en otro país de la Confederación asiática. El Mundial de Clubes podría organizarse en Catar en noviembre-diciembre de 2021 y serviría de prueba antes del Mundial. Estos últimos puntos deben ser discutidos en marzo en la reunión de Zúrich.

Una vez descartado el verano boreal catarí y sus infernales temperaturas (más de 50 grados centígrados), los periodos disponibles eran enero-febrero, noviembre-diciembre o mayo-junio, este último tramo era el preferido por los grandes clubes europeos.

Según el grupo de trabajo del órgano rector del futbol a nivel mundial, el período de noviembre-diciembre responde a varios imperativos: no coincidir con los Juegos Olímpicos de Invierno, previstos en febrero de 2022, y ni con el mes del ramadán, en abril.

Ya hay opositores

Sin sorpresa, la proposición del grupo de trabajo, que tiene “el apoyo pleno de las seis confederaciones”, no agrada a todo el mundo.
Frederic Thiriez, presidente de la Asociación de Ligas Europeas de Futbol Profesional (EPFL), estimó en una entrevista con la AFP que se trataba de la “peor solución” para los campeonatos europeos.

“Yo todavía espero la reunión del 19 de marzo. Después, si tenemos que tomar medidas, las tomaremos”, añadió.