•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

La Federación Nicaragüense de Futbol, Fenifut, resolvió la protesta, interpuesta por los Caciques del Diriangén, que solicitaban la anulación de los tres puntos que logró el Walter Ferretti tras imponerse 1-0 en el duelo que ambos disputaron en la tercera jornada del Clausura y en la que uno de los grandes protagonistas fue el árbitro Julio Arbizú.

La noche era especial para el equipo ‘rojinegro’ por dos grandes motivos: el arquero Denis ‘Pulpo’ Espinoza buscaría batir el récord del guatemalteco Juan José Paredes con más minutos sin permitir goles y una victoria le garantizaría al club llegar empatado a nueve unidades con el Real Estelí al partido de la quinta fecha, suponiendo que en la cuarta jornada enfrentaría al Fox Villa y debía ganar.

Lo primero fue todo un éxito, el ‘Pulpo’ Espinoza destrozó el récord de Paredes y extendió la cifra a 1,098 minutos sin permitir que le perforaran el marco.

Lo segundo estaba por verse, luego que Diriangén protestara el resultado favorable de los capitalinos, que gracias a un autogol de Brandon Mena al minuto 70’ salieron airosos, en un partido que dejó en evidencia la peor versión del Ferretti, desde que el técnico brasileño Flavio Da Silva se hizo cargo del banquillo.     

Pero el asunto se complicó más de lo que podíamos imaginarnos. La actuación del árbitro central fue sumamente cuestionada por haberse guardado el pito en ocasiones que debió intervenir, por lo que Fenifut decidió suspenderlo tres meses y le aplicó una multa de 450 córdobas.

Decisión ambigua
Lo contradictorio es que resolvió el caso a favor del equipo capitalino, a quien ratificó como líder del Clausura con 15 puntos y manifestó a través de un comunicado que “la lectura de los hechos, vertidos por los Caciques y el análisis de la prueba aportada, se deduce que hace protesta escrita sobre decisiones arbitrales, las cuales de acuerdo a las Reglas FIFA, Código Disciplinario de Fenifut y Bases de Competencia son inapelables”, que se resumen a favor del juez, cosa que no agradó a la directiva ‘rojinegra’, porque hace presumir que hubo ayuda arbitral en el marcador.  

“No damos por aceptada la resolución que da Fenifut, que si bien nos favorece, con la sanción al árbitro deja en tela de duda la legitimidad del resultado. Si es que el cuerpo arbitral pasó algún reporte por errores graves que haya cometido el central, es mejor que lo expliquen para que no se especule que el juez nos favoreció”, manifestó Emilio Rodríguez, directivo del Ferretti.