•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

La carrera boxística de 15 años del mexicano Valentín “Picoco” León (38-28-3, 21 nocauts), ha estado llena de pocos triunfos y llena de derrotas significativas ante 14 peleadores que luego se coronaron campeones mundiales. Entre los más reconocidos se encuentran el hawaiano Brian Viloria y sus coterráneos Hernán “Tyson” Márquez y Giovani Segura.

Con 35 años de edad cuando un pugilista en teoría debería de estar pensando en jubilarse, a León le propusieron enfrentarse al tricampeón mundial Román “Chocolatito” González. El mexicano cuenta que se emocionó y no titubeó en aceptar la oferta: “Es una gran oportunidad de pelear con un gran campeón”, dijo.

“Picoco” no sintió nervios, ser carnada de los monarcas es una tarea que no le intimida, la diferencia es que ahora el ‘León’ que todavía tiene el corazón joven para cazar, retará al monstruo más peligroso de los pesos mínimos en los últimos años, un pugilista con cualidades boxísticas extraordinarias, mejor que los 14 peleadores campeones que derrotaron a “Picoco” en sus mejor momento.

Confía en el milagro
“Sé que puedo dar la sorpresa”, asegura León con una fe que podría contagiar a más de uno por un instante, pero que al valorar sus limitantes boxísticas está lejos de convertirse en una realidad. Desde el momento que no vino acompañado de un entrenador las palabras del mexicano podrían ser puestas en tela de juicio.

No traer a su entrenador, es como ir a una guerra sin llevar una de las armas que necesita todo peleador al momento de un combate. Al parecer para “Picoco” no es tan indispensable, es suficiente con ser acompañado por su esposa e hijo para ser parte de un guión que se puede leer y analizar sin ser experto en boxeo: León será la víctima mexicana número 15 del “Chocolatito” y fin de la historia.

“Vengo preparado y motivado porque he ganado mis últimas cuatro peleas”, explica León, quien nunca probó el sabor de disputar un título mundial, pero aún tiene las esperanzas de lograrlo. “Vengo a dar la sorpresa contra Román González y ganarme una oportunidad de título mundial”, agrega.

Poca preparación
El azteca cuenta que muchas veces no se preparaba de forma correcta para una pelea, quizás ese sea uno de los motivos de sus 28 derrotas. “Me hablan de una semana antes y así he peleado”, explica León, quien recuerda a tres peleadores como los más fuertes que ha enfrentando. “En su tiempo los que pegaban muy duros eran Bryan Viloria, Giovani Segura y Hernán Márquez”.

Antes de salir del salón del hotel capitalino en el que se realizó ayer la conferencia de prensa  previa al combate y en la que estuvo cara a cara con Román, el mexicano se despide diciendo su estrategia para derrotar al pinolero. “Arriba del ring todo puede pasar, cualquiera puede caer. Voy a boxear a Román y contragolpearlo”, finalizó.

28 derrotas presenta en su récord el mexicano Valentín León, quien ha conseguido 38 triunfos