Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

A sus casi 32 años, Everth Briceño se medirá este 31 de enero al japonés Koki Kameda en la eliminatoria que lo podría ubicar frente a la pelea más importante de su vida.

Sin duda, el favorito para ganar el combate y el puesto a retador oficial al título de las 112 libras de la FIB que tiene Nonito Donaire es el nipón Kameda.

“Yo siento que tengo para pelear unos cinco años más porque me he cuidado. Es cierto que tal vez no he sido el mismo desde que perdí la pelea por título con Fernando Montiel, pero ha sido por algunos problemas personales, aunque eso ya terminó y creo que estoy a tiempo para ganarme un chance por una corona”, comentó Briceño.

El nica ha estado entrenando a fuego y metralla desde hace algunas semanas, haciendo sparring con el propio campeón mundial de la AMB, Román “Chocolatito” González.

“Y la verdad es que me sentí muy bien contra “Chocolatito”. Incluso el mismo Gustavo Herrera ha quedado impresionado por cómo me he visto frente al campeón”, agregó.

Briceño se medirá a un peleador que a pesar de sus 22 años tiene un título en su registro, una velocidad extraordinaria y una pegada que podría meterlo en serios problemas.