• |
  • |
  • The Baltimore Sun

La llegada de Everth Cabrera en el entrenamiento de primavera crea una dinámica interesante para los Orioles.

El mánager de los Orioles, Buck Showalter, dijo que Cabrera tendrá que ganarse su lugar en la plantilla de esta primavera --y eso es cierto--, pero parece que Cabrera debería que tener un muy mal Spring Training como para que lo envíe a Triple-A al equipo Norfolk para abrir la temporada.

La velocidad de Everth Cabrera da a los Orioles una habilidad que no han tenido. El club fue el último en las Mayores con 44 bases robadas en la campaña pasada. Cabrera logró eso mismo en 2012 para convertirse en el líder de la Liga Nacional y robó 18 bases en 90 juegos la temporada pasada.

Cabrera explicó el miércoles que está ciento por ciento saludable, pero hay que ver cómo reacciona su corva izquierda durante toda la primavera. Esa lesión lo mantuvo fuera por 69 juegos en 2014 y para un jugador que vive de la velocidad de sus piernas, una lesión como esa le impide hacer su mejor esfuerzo.

En cuanto a donde él juega, Showalter no descartó muchas opciones. Parece que los Orioles podrían tratar de cultivar a Cabrera en un papel de utility y, pensando en eso, ayer entrenó en segunda base y hoy lo hará en tercera.

“Everth es un jugador muy versátil. Jonathan Schoop puede jugar el campo corto, tercera, primera. Probablemente puede hacerlo en el outfield. Ryan Flaherty puede jugar en todas partes. Veremos si Everth puede hacer eso. Creo que puede”, Showalter.