• Managua |
  • |
  • |
  • END

Hoy podría terminar el suspenso. Dos nuevos nombres comenzarán a resonar en nuestras memorias, de los peloteros más hiteadores del beisbol pinolero siempre que los maderos de Edgard López, buscando su hit 1,500 y Justo Rivas tras los mil, se sintonicen con la eficacia que les caracteriza en el cajón de bateo. Además seguimos la actuación de Julio César Raudez (161) mientras intenta acercarse más a las 169 victorias de Asdrudes Flores.

En Rivas, López se enfrentará a Jinotega (6:00 p.m.) en busca de lograr el récord, pero si la presión o la mala suerte no se lo permiten, de todos modos tendrá el chance de coronar el récord mañana siempre en su ciudad natal, donde espera no tener otra desilusión como ocurrió la semana pasada.

En tanto, Justo Rivas debe estar recuperado de un golpe en su mano derecha y de un tirón en la pierna izquierda. Y a solo cuatro imparables para llegar a los 1,000 esta vez ante Chinandega, en el estadio Roberto Clemente, la expectativa en Masaya es muy alta para que lo logre.

Por su parte, Julio César Raudez, quien no tuvo el respaldo de sus pitcheos de relevo ante el Bóer, en la jornada anterior, buscará sumar la victoria número 162 mañana, en el segundo juego de la serie.

Choques parejos
Los Indígenas de Matagalpa viajan a Puerto Cabezas para desafiar en una serie de cuatro juegos a la peligrosa Costa Caribe, líder del Grupo C, con balance de 9-3.

Mientras que los Tiburones de Granada, a un juego de distancia de Estelí, sacarán chispas por el liderato del Grupo A, en La Gran Sultana.

1,500 hits de Edgard López podrían concretarse hoy en el estadio Yamíl Ríos, en Rivas.