• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

La visita del presidente de la Confederación Norte, Centroamérica y del Caribe de Futbol (Concacaf), Jeffrey Webb, dejó buenas noticias para los actuales dirigentes de la Federación Nicaragüense de Futbol, encabezada por su presidente Jacinto Reyes. Entre otras cosas, se organizarán dos torneos centroamericanos de futbol, el Sub-23 de mujeres a finales de septiembre y el U-16 en noviembre, ambos podrían convertirse en una prueba de fuego para los federados, a propósito que hicieron verbal, a Webb y compañía, su intención de montar en Nicaragua la Copa de Naciones en los próximos años.

El sábado por la mañana llegó Webb a Nicaragua y tal parece que se sintió como en casa, pues contaba como anécdota la cercanía que tuvo con el país mientras su padre, en su trajín de marinero, conoció sin saberlo al hombre símbolo del beisbol nacional, Stanley Cayasso.

“Me siento como si he venido muchas veces a Nicaragua, siento que ya conocía la calidad humana de la gente de Nicaragua, por lo que me contaba mi padre de su amigo Cayasso (Stanley), comentó emocionado Webb mientras se veía el respeto que mostraba sobre el amigo de su padre.

El recibimiento no pudo ser mejor para Webb, pues su primer contacto, luego de bajar del avión el sábado, fue encontrarse con las llaves de la ciudad, entregadas por el vicealcalde de Managua, Enrique Armas. Y minutos antes, conocería de primera mano la construcción del nuevo estadio de futbol que se construirá en la ciudad de Masaya con una fecha todavía por definir.

Desafíos y desarrollo

“Nicaragua está pasando por tantos desafíos, pero estoy seguro que con los planes que me ha mostrado hoy el vicealcalde (Enrique Armas), el futbol se va a desarrollar en este país como lo están haciendo otras naciones del área. Lo importante es que están trabajando en la base para después hacer más factible el desarrollo. Es importante trabajar con los más jóvenes y eso lo está haciendo. Espero volver pronto y ver cuánto más han avanzado”, dijo Webb antes de marcharse.

Parte de esos retos se verán este año, con la organización del torneo Preolímpico femenino a finales de septiembre, y el torneo de la Unión Centroamericana (UNCAF) de Futbol U-16 de varones, que se hará en noviembre con la participación de toda el área en los dos eventos.

Esos dos torneos servirán también para medir la capacidad organizativa de los federados nicas, a propósito que solicitaron de forma verbal al Comité Ejecutivo de la UNCAF, montar en años venideros la Copa de Naciones masculina de Futbol.

“Fue una visita exitosa para nosotros. Los presidentes de las federaciones de Futbol de Centroamérica se fueron contentos por cómo se está trabajando con la nueva administración de Fenifut y de ahí es que nos otorgan la organización de estos torneos en 2015. Será un gran año y queremos aprovecharlo, no solo con las eliminatorias mundialistas, también con estos eventos que reunirá a toda el área en importantes competencias”, dijo el secretario general de Fenifut, Ildefonso Agurcia.

Webb se marchó el mismo sábado, sin poder reunirse con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, quien ya también ha expresado su compromiso de apoyar la organización de la Copa de Naciones en el país.