• Managua |
  • |
  • |

Desde ahora cada minuto que juegue la Azul y Blanco al mando de Henry Duarte será una prueba de lo que pretende hacer el tico en su afán de dar orden, estilo y futbol a la Selección Nacional, que ojalá nos haga olvidar el maltrecho y no tan trabajado equipo que dejó el poco recordado y menos mal despedido, Enrique Llena.

Duarte está apostando por un equipo que se distinga por su velocidad y buena posición de balón. Un equipo que trabaje con mucha disciplina táctica y que le dé profundidad para crear más opciones a gol, pero que también tenga ese orden cuando no tenga la pelota.

“Es un asunto que no se logra en poco tiempo, si estuviera desde hace dos años en Nicaragua las cosas estarían mejor", dijo Duarte tras las primeras semanas de ser nombrado como el técnico de la nacional.

Con esa idea, Duarte y sus pupilos enfrentan su primer reto en el Alejandro Morera Soto (9:00 a.m.) de Alajuela, ante una Selección Sub-21 de Costa Rica que, sin duda, será un calibrador de altura. Con esa exigencia en la cancha, al tico le servirá mucho ver más claro qué jugadores podrían acompañarlo en su travesía de las eliminatorias mundialistas ante Anguila el próximo 23 de marzo, en el Nacional.

Por lo pronto, Justo Lorente parece el portero que guardará la puerta de la pre, custodiado desde los lados por hombres que trabajan en doble vía como Josué Quijano y Manuel Rosas. Por el centro, Luis Copete tendrá su única prueba porque después tendrá que unirse a su club, AS Puma Generaleña de Costa Rica. Lo debe acompañar Jason Casco, a quien casi no se le ve en esa posición.

Muy similares

Los volantes centro Franklin López y Marlon López deben darle más fortaleza y recuperación, aunque lo que más resalta en los dos como principal virtud es la eficacia de enviar el balón largo a su compañero, con la precisión de un matemático.

La velocidad y el control del balón que tiene Juan Barrera serán vitales por derecha. Algo similar puede ocurrir con Elvis Pinel por izquierda, pero el "niño mágico" todavía no encuentra la constancia de su juego y eso puede pesar todavía en su contra.

En tanto, Luis Galeano parece de los hombres mejor valorado en la actualidad. El propio Duarte lo califica como material exportable de exigirse más con sus libritas demás.

Mientras que como hombre en punta, sin duda hay una cruenta lucha entre Raúl Leguías, Javier Dolmus y Norfran Lazo. Estos últimos quizá pesen más en la idea del tico por su velocidad y fortaleza en la búsqueda y el manejo de la pelota.

"Espero ver los avances de un equipo que ha ido madurando en cada sesión de entrenamiento. Al principio, se llegó acá y estaban un poco cansados los muchachos pero ahora ya me siento más tranquilo; espero un buen partido mañana", comentó el tico.