• Managua |
  • |
  • |

Antes de la operación practicada este martes a su hijo Randy Caballero, el actual campeón gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), su padre y entrenador Marcos Caballero llegó a temer lo peor.

Los médicos pensaron que Randy tenía un tumor en el talón de su pie de derecho, debido a los síntomas de intenso dolor presentado por el púgil en los últimos días.

Debido a la gravedad del asunto, los médicos decidieron adelantar un día la operación, pero la familia Caballero volvió a la tranquilidad cuando les informaron que el problema era un quiste y no un tumor canceroso que podía haber acabado con la carrera deportiva del joven campeón mundial.

“Gracias a Dios, Randy salió bien de la operación. El quiste fue retirado del hueso de su talón derecho y en dos semanas tendremos un dictamen exacto del problema que tuvo. Lo bueno es que fue un quiste y no algo peor como temíamos”, comentó Caballero en una charla telefónica desde California, EE.UU.

“En la operación, le retiraron el quiste. Le hicieron una fisura, pero lo rellenaron con hueso. Fueron tres horas en el quirófano, pero lo bueno es que todo salió bien”, reiteró.

Tres meses fuera

Según Caballero, su hijo estará en recuperación unos tres meses, en los que no podrá realizar ejercicios que impliquen el uso de su talón.

Pero eso, según Caballero, lo instará a que lleve una dieta estricta y evitar así que suba mucho de peso. Y sin importar qué decisión tome la FIB con el título que está en poder de Randy, posiblemente regresaría al ring en unos seis meses, siempre bajo el respaldo de la empresa Golden Boy Promotions, de Oscar de la Hoya.

“Este tipo de problemas, cuando te toca con hijos, es feo. Estábamos muy preocupados, no porque Randy no pudiera volver a pelear, sino porque el asunto fuera más serio con un tumor”, indicó.

“Pero los médicos nos dijeron que Randy podría hacer ejercicios en la piscina, hacer sauna y con una buena dieta, para que se mantenga en buen peso”, reiteró Caballero.

Randy tenía previsto realizar la primera defensa de su corona el pasado 27 de febrero en Indio, California, ante el mexicano Alberto Guevara. Pero la pelea se canceló y Caballero recibió el respaldo de la empresa Golden Boy Promotions.