•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

¡Uhhh, cómo han cambiado las cosas en pocas semanas en el futbol español! Cuesta creerlo. El majestuoso Real Madrid que se encontraba viajando hacia la luna haciendo estragos, se muestra inesperadamente en harapos, pidiendo auxilio, en tanto el descalzo y enclenque Barcelona revitalizado, se ha quitado la soga del cuello y escalado la montaña instalándose en la cima. Clavándole ayer seis goles al Rayo Vallecano el equipo azulgrana ha saltado al liderato de la Liga con un punto de ventaja y mucho suspenso que atravesar, incluyendo el Clásico del 22 de marzo, duelo con carácter de crucial.

El triplete de Messi le permite terminar de borrar una diferencia de 12 goles que parecía aplastante antes de iniciarse el 2015 y abrazarse con Cristiano en la cifra de 30, lo que le inyecta una fuerte dosis de intriga a la batalla por el “Pichichi”.

MESSI FALLA Y REPITE
En medio de la agresividad del Rayo, que salió a la cancha sin ninguna inhibición, el Barsa aprovechando mejor las oportunidades se adelantó 2-0 consecuencia de los goles logrados por Luis Suárez a los 5 minutos en rápida fuga y precisó remate sobre la salida de Cristian Álvarez y Piqué en el 49, tomando una pelota en el área pequeña después del cabezazo de Jordi Alba contra el horizontal recibiendo un corner ejecutado por Xavi.

El derribamiento de Luis Suárez por Tito en el minuto 53, sentenciado como penal con la aplicación de una segunda tarjeta amarilla y expulsión fue cobrado por Messi y atajado por Cristian hacia su derecha, pero por ingreso al área de jugadores del Rayo fue repetido, y el argentino acertó violento y rasante junto al poste izquierdo del arquero, estableciendo el 3-0 a los 55 minutos. Grave para el valiente equipo de Vallecas que había sido capaz de pelear pelotas, de maniobrar e intentar penetrar frecuentemente generando peligro y de mantener atento y preocupado al Barsa, quedar tan atrás en el marcador y ser reducido a 10 hombres.

MESSI ALCANZA A CRISTIANO
Las limitaciones del adversario a partir de ese momento, facilitaron que el Barcelona se soltara al encontrar mayores espacios para movilizarse y acelerar el traslado del balón ya con Rakitic tomando el lugar de Mascherano. En el minuto 63, en una jugada de contragolpe, un disparo de Luis Suárez fue desviado por Cristian hacia la posición de Messi quien remató de zurda, silbando, ampliando 4-0. El tercer gol de Messi y quinto del Barsa  fue logrado serpenteando en una brillante jugada personal por la izquierda trazando una fina diagonal.

Finalmente Suárez en el minuto 90 saca provecho de un pase suave realizado por Messi para proyectarse y definir, cerrando en seis goles la producción del Barsa y nivelándose con Cristiano en la azotea de los artilleros.

ROJA PARA ALVES
Antes en el minuto 81, una falta de Alves en el área que significó tarjeta roja directa para el brasileño posibilitó el penal ejecutado por Bueno, para el único gol del Rayo. De hecho, el partido quedó resuelto desde la repetición del penal por parte de Messi ampliando 3-0 y el Rayo “amputado” sin Tito.

El Barsa es líder por una nariz pero esta Liga aguijoneada por tantos resultados inesperados sigue abierta, y con el potencial que tiene el Real Madrid, sus posibilidades de enderezamiento son mayúsculas. Eso sí, se espera que envíe señales de esa restauración el próximo fin de semana contra el Levante, antes de ir al Clásico. Por ahora, Luis Enrique baila mientras Ancelotti muerde el polvo.

               MARCADOR

BARCELONA        RAYO VALLECANO

          6            -                  1