•  |
  •  |

A pesar de acumular casi seis meses sin pelear desde que noqueó a José Aguilar en septiembre del año 2014, Félix “Gemelo” Alvarado (19-2, 16 nocauts) no se siente en un estado de pánico por la inactividad. El pugilista se mantiene entrenando y hasta realizó una intensa sesión de guanteo contra Carlos Buitrago la semana pasada en el gimnasio Róger Deshón.

Félix, quien ya peleó por título mundial en dos ocasiones, sucumbiendo ante el japonés Kazuto Ioka y el argentino Juan Carlos Reveco, todavía no tiene una fecha exacta para regresar a los entarimados. En estos primeros meses del año, Alvarado ha danzado en la cuerda de la incertidumbre sin tener nada concreto y con promesas diferidas sobre su regreso a los entarimados.

“Supuestamente voy a enfrentar al panameño Dirceu Cabarca en 108 libras”, asegura Félix. El combate se realizaría el próximo mes en una cartelera que organizará la promotora Prodesa en Managua. Las intenciones de su apoderado, Silvio Conrado Jr., es que el talentoso peleador le dé más brillo a su récord y después emprender el vuelo hacia la conquista de una corona mundial.

Cabarca es un peleador que presenta 15 victorias (6 nocauts) y 9 derrotas. Nunca ha sido campeón mundial, pero tiene una experiencia titular contra el mexicano Adrián “Confesor” Hernández, quien en el 2013 venció al panameño por decisión unánime en un combate en el que se disputó el título minimosca del CMB.

Se siente fuerte
 “Mis manejadores ya hablaron con Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, CMB, y este les dijo que me buscaran dos peleas para alcanzar las 21 victorias y posteriormente ir por una oportunidad de título mundial contra el campeón de ese organismo, el mexicano Pedro Guevara. No estoy esperando enfrentarme a rivales fáciles, mi promotora Prodesa está buscando lo mejor para mí carrera”, explica el “Gemelo”, quien asegura que se mantendrá en 108 libras porque es lo que más le conviene.

“En las dos categorías (108 y 112 libras) me siento fuerte, sin embargo es en 108 en la que pretendo coronarme, considero que me conviene más y voy a la segura. Las dos oportunidades de título, eso 24 rounds fuertes me han dado una tremenda experiencia. Estoy más confiado, y muy pleno físicamente. Obviamente cuando enfrentas este tipo de rivales subís de nivel, a pesar de que el fallo de los jueces con Reveco fue descarado porque sigo creyendo que gané”, considera.