•  |
  •  |

Hasta hace un año, Cristofer Rosales (10-1, 7 nocauts) navegaba en las aguas de la incertidumbre, aferrado únicamente a sus sueños y sin las condiciones necesarias para desarrollarse como un púgil de alto rendimiento.

No le importó remar contra las corrientes y guiado por el faro luminoso que representa su mamá Julia González, Cristofer llegó a tierra firme y bajo las mil y una dificultades que soportó, encontró el tesoro que escondían sus puños. Su triunfo sobre Herald “Superfinito” Molina el pasado 30 de enero, fue probablemente una de las más importantes de su corta carrera. Representó su ascenso como el nuevo campeón nacional mosca (112 libras) y fue la vitrina adecuada para exhibir su talento y afirmarse como uno de los mejores púgiles nacionales de la división mosca.

Complicada
Después de su victoria sobre Herald, Cristofer partió hacia México para reportarse al campamento del famoso entrenador Ignacio “Nacho” Beristáin, en el gimnasio La Romanza. Se adiestró durante un mes en tierras aztecas y regresó a Nicaragua el lunes pasado para continuar su preparación, de cara a su siguiente desafío ante el inglés Khalid Yafai (13-0-9Ko’s), programado para el próximo 28 de marzo en la Arena Motorpoint de United Kingdom, del Reino Unido.

El manejador de González, Marcelo Sánchez, confirmó ayer la pelea entre su pupilo y el invicto Yafai, cuyos dos últimos triunfos han sido contra los nicaragüenses Herald Molina, por nocaut en el segundo asalto, y Everth Briceño, por decisión unánime, respectivamente.

Aunque parece prematuro enfrentar a Rosales con Yafai, considerando que el púgil inglés ha hecho carrera en la categoría supermosca, Sánchez reflexiona que Cristofer está preparado para asumir el reto y apuesta a que dé la sorpresa, por increíble que parezca.

“Todas las peleas son un riesgo, la preocupación de la crónica deportiva tiene sentido, pero ver a un Herald o con un Briceño desgastado, a ver a Yafai con un Cristofer que viene de México y que puede lanzarse 15 rounds sin problemas y con un adiestramiento de gran nivel, habría que valorar eso”, declaró el manejador.

Motivado por una pelea de carácter internacional y quizás inconsciente del peligro que representa enfrentar a Yafai, Rosales se mostró positivo y cree que tiene las herramientas necesarias para salir airoso.

“Me siento perfectamente bien para pelear contra Yafai. Lo he estado estudiando, me he fijado en sus debilidades, así que ya tenemos cuáles son los detalles que lo perjudican y me siento capacitado para poder noquearlo”, dijo con total seguridad Cristofer.

10 victorias (7 nocats) y una derrota es el récord de Cristofer Rosales en el boxeo profesional.