•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Si bien Erasmo Ramírez estuvo a una pizca de estar genial –opacado solo por el jonrón de Troy Tulowitzki- tal como necesita para pelear el quinto puesto en la rotación de los Marineros, aún hay muchas dudas que eso le baste para superar al inspirado Taijuan Walker e inclusive, al cubano Roenis Elías, quien al igual que el nica resume cifras poco alentadoras.

Walker está en un gran momento en el spring training. Suma cinco innings de dos hits, sin carreras permitidas y seis ponches y todavía no otorga bases. No solo por sus cifras, sino también por el dominio de sus envíos. Walker es el candidato número uno para ser el quinto abridor.

Elías tiene cifras no tan sonoras. En cuatro entradas permite dos carreras limpias, siete hits, un cuadrangular, dos bases y no tiene ponche propinado. Su efectividad de 4.50 no asombra a nadie. Sin embargo, como explica el periodista especializado en los Marineros, Brian Helberg, Elías y Walker están por delante del nica en las consideraciones.

Sobre la salida del miércoles, Erasmo aseguró: “la última vez, estaba luchando por la zona de strike. Pero ahora todos mis lanzamientos los estuve dominando. Cometí el error de dejar un poco alto el pitcheo a Tulowitzki. Él es un gran bateador y tomó ventaja de eso. Pero mi cuerpo se siente muy bien y estoy contento con la forma en que estoy trabajando en la zona de strike, mezclando lanzamientos y ejecución de lanzamientos, que es lo más importante en este momento. Ahora estuve mucho mejor”.

Erasmo dominó muy bien su slider, precisamente con ese envío ponchó a los dos que hizo abanicar. Su recta, cuando quería darle más velocidad, perdió por instantes su control pero en lo general su actuación estuvo bastante bien. Retiró a siete rivales en fila.

Sin embargo, la pregunta sigue en el aire: ¿Podrá Erasmo retar a Walker y Elías para quedarse en el equipo? Sería la única forma de lograrlo, porque recuerden que el mánager Lloyd McClendon dijo semanas atrás que el equipo no estaba considerando a Ramírez para un rol de relevista, tampoco tiene la opción para enviarlo a ligas menores. Será como abridor o simplemente lo descartan de la organización.

No es el mismo
El problema es que siendo justos, Erasmo desde que debutó con los Marineros en 2012 cuando hizo sus mejores números con récord de 1-3, y efectividad de 3.36 en 59 entradas, ha perdido espacio en varios factores que antes se veía bien en su pitcheo.

Ramírez ha hecho 27 aperturas desde 2013 hasta 2014, y en su mayor parte, ha ido navegando entre una y otra irregularidad. Tome en cuenta que tiene un balance de 6-9 con efectividad de 5.12 en 147.2 entradas lanzadas.

En lo único que ha sido constante en ese tiempo es en sus ponches. Abanica a 7.1 rivales por cada 9 innings. Sin embargo, el comando que presentó en el año 2012 se ha desvanecido. Erasmo otorgó 3.7 boletos por cada 9 innings hace tres años, muy diferente ahora que otorga 1.497 bases por inning en sus últimas 27 salidas.