•  |
  •  |

Aunque Julio César Raudez (3-0), no ha tenido mucha suerte para conseguir victorias constantes con los Tiburones de Granada, su efectividad de 0.55 es la mejor de la competencia, y se hace respetar ante cualquier bateador del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez.

Además de mantenerse “filoso” en el montículo, el pitcher veterano muestra un excelente control con una base por bola en 28 innings y dos carreras limpias en 33 episodios, números que lo convierten en un látigo intimidante en la colina.

Pero otro de los brazos que están candentes, y escoltan a Raudez, es Elvin Orozco, líder en ponches con 33 abanicados con los Indígenas de Matagalpa, y líder con victorias (4-0), con efectividad de 1.08. Escoltado por Ruddy Gómez de los Cafetaleros de Carazo, con 1.25.

Oviedo furioso

Por su parte, el artillero de los Dantos Juan Oviedo, se encuentra soberbio con el madero, logrando un promedio de .507, convirtiéndose en el mejor de la competencia, por 36 imparables en 71 turnos al bate, descifrando con una precisión de cirujano a los lanzadores que tratan de quebrar su racha de 90 apariciones al plato sin ser ponchado.  

De tras de él se encuentran Sandor Guido (.462), Ramón Flores (.455), Moisés Flores (.452), Edgard Montiel (.444) y Arnol Rizo (.436), este último quien jugará frente a Nueva Segovia en Ocotal, busca aumentar su marca de 25 bases por bolas y 24 carreras anotadas para igualar o superar su récord personal de 110 anotaciones y 85 boletos, logrados en la campaña anterior.  

Mientras tanto, el costeño Debrie Benneth, quien impulsó ocho carreras en un doble juego el sábado reciente, se fue arriba con 25 remolques sobre los  24 del matagalpino Everth Andino.