•  |
  •  |

La peor noticia imaginable: tratas de salir del fondo del pozo de las calamidades y descubres que no es el final. Hay algo más decepcionante. Es lo que ha ocurrido con los Rangers de Texas al perder la escopeta del fiero y excitante japonés Yu Darvish, una posibilidad de no hitter en cada apertura, considerado casi sin titubeos el próximo ponchador de 300.

¡Diablos! Pretendes luchar contra los molinos de viento rompe-esperanzas, intentando saltar hacia un poco de luz desde ese incómodo último lugar en el Oeste de la Liga Americana, y pierdes tu mejor brazo.

Como Masahiro Tanaka, el derecho Darvish ganador de 39 juegos por 25 reveses en tres campañas, con registro de 10-7 en un 2014 recortado siete semanas por una inflamación en el codo, había decidido esperar cómo reaccionaba su brazo frente a las exigencias mientras entraba en calor y se afilaba. No caminó largo. Una rigidez en el tríceps lo sacó de circulación, enviándolo a la cirugía.

¿QUIÉN LÍDER DEL STAFF?
La rotación de Texas queda reducida a tres abridores confiables: el ganador de 10 juegos Colby Lewis ya restablecido, el zurdo Derek Holland, poco tiempo en acción por el serio problema en una de sus rodillas, pero debidamente restaurado y el mexicano Yovani Gallardo, que ganó 17 juegos para los Cerveceros en el 2011, pero cerró el 2014 con 8-11 y 3.51, siendo firmado por Texas.

Obviamente ninguno de ellos con cara de jefe, y detrás, el zurdo Ross Detwiler y el derecho Nick Tepesch, en las posiciones 4 y 5. A simple vista, ese pitcheo no es capaz de iluminar el futuro, agregando que el bullpen encabezado por Neftalí Feliz con el apoyo de Kyuji Fujikawa, tampoco es alentador.

Después de cuatro temporadas consecutivas con 90 o más triunfos entre 2010 y 2013, los Rangers que perdieron a Alex Ríos y Alexi Ogando, descendieron bruscamente a 67 triunfos el año pasado, quedando últimos, superados por los deshilachados Astros de Houston.

FIELDER BAJO LA LUPA
La gran expectativa de los Rangers es el retorno de una temporada de lesiones del explosivo Prince Fielder, que tiene asegurados 114 millones por las siguientes seis campañas. Bateador de poder limpiador de bases, Fielder será el inicialista y tercer bate, con Rougned Odor en segunda mientras el gran prospecto Jurickson Profar se recupera, Elvis Andrus en el campo corto, y el agresivo artillero Adrian Beltré, que está diagnosticado como posible bateador de 25 vuelacercas y 85 empujadas, custodiará la tercera base y será el cuarto en el line-up.

Sin Soo Choo, que conectó 110 hits registrando 242 puntos, patrullará el jardín derecho, en tanto Leonys Martin, bateador de 274 puntos con 146 imparables y 31 robos, estará custodiando el jardín central y abriendo fuego como lead-off. Ryan Rua, presionado por Jake Smolinski, iniciará en el rincón izquierdo de los bosques. Es un equipo que, sin su máxima atracción como lo era Darvish, no es apropiado para agitar las taquillas.