•  |
  •  |

El ruso Sergey Kovalev no tiene quién lo pare. “Krusher” retuvo los títulos de peso semicompleto de la Organización Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo por nocaut en ocho asaltos ante Jean Pascal, ante un lleno en el Bell Centre de Montreal.

Pascal visitó la lona en el tercer episodio y, aunque tuvo sus momentos de dominio y sorpresa, al final no aguantó los cañonazos de Kovalev, quien no tuvo compasión de él y obligó al tercero en el ring a detener el combate al minuto y tres segundos del citado octavo round.

Con este resultado, Kovalev mejoró a 27-0-1 con 24 nocauts. Pascal se quedó con 29-3-1 y 17 nocauts.

En el primero Kovalev trató de imponer condiciones con el jab por delante, le metió un par a Pascal que estuvo peleando al contragolpe, tratando de buscar el error para meter el volado de mano derecha, aunque con muy poca efectividad.

Al segundo sonaron los cañones. El ruso conectó fuerte a Pascal con la mano derecha, tras haber recibido un fuerte gancho de izquierda al rostro. Se animó Jean, pero el campeón le hizo pagar por su atrevimiento. Fue un round de mucha acción.

Intentó de todo

Apostó Pascal en el tercero a su versatilidad, pero muy pronto Kovalev encontró la fórmula, le metió el jab de izquierda y le acompañó con el recto derecho con el que le puso a tambalear algunas veces hasta que lo mandó contra las cuerdas y obligó a la cuenta del réferi. La campana lo salvó.

En el quinto Pascal se vio mucho mejor, se mantuvo a una distancia suficiente para que Kovalev no le conectara como venía haciendo, pero listo para arremeter con sus combinaciones que mantuvieron alerta al ruso.

Pascal ganó confianza y en el sexto logró meter sus manos ante un Kovalev sorprendido por su atrevimiento. Los mejores golpes fueron de Pascal, que pareció haberle tomado la medida al “Krusher”, quien pese a todo no dejaba de responder.

Remató el ruso

Con el jab por delante en el séptimo, Kovalev trató de recuperar distancia, logró conectar sólidos impactos al rostro del haitiano y al final lo puso a tambalear con un doble jab de izquierda, con el que mandó tambaleante a su retador a su esquina.

Consciente de que la izquierda era su arma principal, se lanzó “Krusher” por su presa. Pascal había sido lo suficientemente valiente para ponerse de tú a tú con el noqueador ruso, pero no le bastó para aguantar todos los cañonazos y tras una poderosa combinación, estuvo cerca de visitar la lona y, cuando fue por él, Sergey se tropezó y cayó a la lona, pero apenas se levantó fue por Pascal, quien seguía lastimado, y obligó al tercero en el ring a detener el pleito.