•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El atacante sueco del París Saint-Germain Zlatan Ibrahimovic tendrá que pasar ante la Comisión de Disciplina de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) el próximo jueves tras haber tratado a Francia de “país de mierda” y haber criticado a los árbitros, indicó ayer este organismo.

En un comunicado, la LFP señaló que los árbitros del duelo que enfrentó el domingo al Girondins de Burdeos y al PSG emitieron un dictamen complementario sobre las declaraciones de Ibrahimovic recogidas por las cámaras de televisión.

“En 15 años nunca he visto un árbitro como este. En este país de mierda. Este país no merece al PSG. Somos demasiado buenos para este país”, aseguró el jugador cuando se retiraba a los vestuarios después de que su equipo se inclinara 3-2 en Burdeos.

Otra sanción

No será la primera vez que Ibra se las vea con la Comisión de Disciplina, que en febrero pasado le sancionó con dos partidos de suspensión por un altercado con un jugador del Saint-Etienne.

Tampoco ayudará al jugador que el sindicado de árbitros haya publicado ayer un comunicado en el que consideró sus críticas graves en un momento en el que se recrudece la violencia en el fútbol.

Al jugador también le han llovido las críticas desde el mundo de la política y el deporte.

“Los que consideran que Francia es un país de mierda que se marchen”, reaccionó la presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen.

Para el líder de los ecologistas en la Asamblea Nacional, François de Rugy, lo peor es el ejemplo negativo que el sueco, el jugador mejor pagado del campeonato francés (15 millones de euros por temporada) da a los jóvenes.

“Es inaceptable, un capricho de estrella del fútbol. Que juegue al fútbol y que se calle”, clamó, airado, el exdiputado socialista Jérôme Guedj.

Menos radical se mostró el conservador Bruno Le Maire, que apostó por “no entrar en una polémica inútil” porque “aunque es inaceptable, el jugador se ha disculpado”.

Pidió disculpas

En efecto, Ibra emitió un comunicado en el que aseguraba que solo hablaba de fútbol y que no se refería a Francia, al tiempo que pedía excusas “por si hay personas que se han sentido ofendidas”.

El ministro de Deportes, Patrick Kanner, que en un primer momento pareció aceptar esas excusas, señaló posteriormente que no son suficientes.

“Ha cometido una falta y no ha pedido perdón a los árbitros, que deben estar preservados, de lo contrario se abre la puerta a toda deriva”, indicó Kanner.

Desde el mundo del fútbol, el presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas, rival directo del PSG en la lucha por el título liguero, recordó que él mismo ya fue convocado por la comisión de ética por criticar el arbitraje del encuentro de su equipo contra el PSG, por lo que consideró normal que Ibrahimovic pase también por esa instancia.

Salidas de tono

Entre tanto, los medios de comunicación rescatan las diferentes salidas de tono del atacante sueco, alimentadas por su inmenso ego.

“No conozco la liga francesa, pero la liga francesa me conoce”, afirmó nada más llegar a la capital gala.

En una conferencia de prensa, cuando un periodista le preguntó por unas heridas que tenía en la cara respondió: “Pregunta a tu mujer”.

En una concentración con Suecia le preguntaron por el pronóstico de una eliminatoria y respondió: “Solo Dios lo sabe y usted lo tiene delante”.

En su etapa en Barcelona, tras la publicación de una foto junto a Piqué, le preguntaron si era homosexual y respondió: “Ven a casa y te enseño si soy homosexual. Y tráete a tu hermana”.

El jugador ha protagonizado toda una serie de manifestaciones machistas y homófobas.