•   Managua  |
  •  |
  •  |

El inicio de este año para René “Gemelo” Alvarado (21-4, 14 nocauts) fue sombrío. Una derrota ante el estadounidense Eric Hunter el pasado 20 de enero, lo alejó un poco de disputar el título mundial pluma (126 libras) del Consejo Mundial de Boxeo, CMB, sin embargo ese revés dejó muchas lecciones positivas de cara a su futuro inmediato.

Alvarado se dio cuenta que continuar en 126 libras posiblemente no sea lo más conveniente. Su cuerpo no se recuperó lo suficiente y a pesar de realizar un entrenamiento adecuado, lució débil ante Hunter, perdió condiciones antes de tiempo y eso fue determinante para sucumbir.

El descalabro no desanimó a René, en su currículo puede presumir que es Campeón Internacional del CMB en 130 libras, en esa categoría en la que se siente más fuerte pretende buscar una oportunidad titular, pero antes de iniciar ese camino deberá derrotar al aguerrido Rafael Castillo (11-19-3, 4 nocauts) en la pelea estelar del evento que montará Búfalo Boxing este sábado en la Escuela de Danza frente a la UNI.

Confiado

Este martes en conferencia de prensa realizada en un restaurante del parque Luis Alfonso Velásquez, René estuvo cara a cara con su rival. El “Gemelo” tendrá la oportunidad de lucirse, pero la misión tampoco será sencilla, puesto que Castillo es uno de esos peleadores capaces de sorprender, el destino no le dio grandes recursos técnicos, pero es bravo, aguerrido y hostigoso.

Alvarado volverá a pelear en tierras pinoleras tras dos años de combatir en el extranjero. El último combate de René en Nicaragua fue el 15 de marzo del 2013, cuando noqueó de forma descomunal a Ariel Vásquez en un asalto.

“Mi misión es derrotar a Castillo, tengo que levantarme del tropiezo que tuve ante Hunter. Tengo mucho tiempo de no pelear en mi país y quiero dar una buena impresión, me he preparado con la misma seriedad de siempre para asumir este compromiso y espero que la gente que asista a mi pelea termine satisfecha”, comentó Alvarado, quien estará realizando probablemente su último combate en 126 libras.