•   Managua  |
  •  |
  •  |

Después de perder el título en la báscula y noquear al mexicano Armando Torres en el 2011,  Juan Palacios (29-3-1, 22 nocauts) confesó que se sentía desmotivado. El excampeón mundial interino paja tocó lo sublime del éxito, pero rápidamente se olvidó de la pasión que lo catapultó al estrellato del boxeo internacional.

Un año después (el 26 de mayo del 2012) regresó al cuadrilátero para enfrentar a Nerys Espinoza, el resultado fue un empate en una presentación deslucida. Desde entonces, Palacios se alejó de los entarimados dejando una mala imagen, sin dejar claro su futuro en el boxeo, y dedicándose exclusivamente a su negocio personal de productos nutricionales.

“En un momento me sentí frustrado”, cuenta Palacios, quien enfrentará este sábado a Guillermo Ortiz (12-7-3, 1 nocaut) en el combate semiestelar del cartel boxístico que organizará la promotora Búfalo Boxing en la Escuela de Danza frente a la UNI.

“Entendí que la frustración no me llevaría a nada y hoy estoy motivado. Soy un boxeador que ahora me animo leyendo libros motivacionales. Te lo aseguro que a finales de este año o en el próximo voy a disputar una corona”, agrega el excampeón mundial.

Más maduro

Palacios todavía cree en la posibilidad de coronarse nuevamente, esta vez en 108 libras. Con esa misma intención han regresado al ring peleadores como Ricardo Mayorga y Luis Pérez, sin embargo, no son ni la sombra de lo que fueron cuando tocaron el cielo.

“Antes vivía animado por otras personas. No tomaba las riendas de mi motivación por mis propias actitudes. He madurado mucho, ahora tomo las decisiones correctas, ahora tengo la ayuda de amigos, estos se conoce cuando están contigo en las buenas y malas, como el caso de Kendrick García (apoderado). Quiero ser campeón del mundo, considero que tengo la oportunidad de lograrlo y así darle una alegría al pueblo nicaragüense y a mí familia”, aseguró Palacios, quien ya perdió brillo en sus puños, pero es mejor fracasar en el intento a que morir sin intentarlo.