•   Managua  |
  •  |
  •  |

Carlos “Chocorroncito” Buitrago (27-1-1, 16 nocauts) ya está en México, donde pretende aumentar sus ilusiones de convertirse en campeón mundial aunque también exista la posibilidad de que sean hechas trizas si sucumbe ante el mexicano Mario “Dragoncito” Rodríguez (19-9-4, 12 nocauts) en la pelea eliminatoria paja de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB.

El nica viajó este miércoles a México acompañado por su entrenador y papá, Mauricio Buitrago, y también por Arnulfo Obando, quien estará como asistente en la esquina del “Chocorroncito”.

“Estoy contento porque esta es una buena oportunidad, este sería mi tercer chance,  y la verdad es que no es posible quedar mal al pueblo de Nicaragua y a mi familia, además yo le prometí a Alexis Argüello que un día sería campeón mundial. Voy a trabajar fuerte para sacar un resultado positivo contra Rodríguez”, dijo Buitrago antes de emprender el vuelo hacia México.

Es fuerte

El rostro de Buitrago evidenciaba el desgaste físico al que ha sido sometido su cuerpo. Ayer viajó en 108.5 libras, la idea es que hoy baje hasta 105 para solamente mantener el peso y estar listo para subir a la báscula el viernes por la tarde. Le doy gracias a Dios porque me da la fuerza para estar cerca del peso”, dijo Buitrago.

El capitalino es consciente que no es sano perder tantas oportunidades. Esta vez se trata de vencer o morir, arriesgando desde el principio hasta el final porque peleará en territorio enemigo.

“He visto un par de videos del mexicano. Es un peleador muy fuerte que siempre va en busca del contrincante para intercambiar metralla, él tiene mucha experiencia. Tengo pensado trabajar los primeros dos asaltos y luego ver la posibilidad de fajarme porque me considero un peleador que no dejo de pegar y aguanto porque tengo buena quijada. Si tengo la oportunidad de fajarme lo haré y veremos quién es el más fuerte”, finalizó Buitrago.