•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El club italiano de la Serie A (Primera División) de la Liga italiana Parma se encuentra desde hoy oficialmente en bancarrota, un día después de que su presidente, Giampietro Manenti, fuera arrestado en el marco de una investigación por blanqueo de dinero.

Ha sido el Tribunal de Parma el que ha emitido hoy una sentencia, de la que se hace eco la prensa local, en la que afirma que las deudas acumuladas del Parma alcanzan los 218,446,754.61 euros, con un patrimonio neto negativo de 46,696,901 euros, por lo que "el estado de insolvencia parece evidente e irreversible".

El Parma está atravesando un momento difícil acuciado por las deudas y se ha visto obligado a suspender incluso dos partidos por la falta de dinero para los viajes y los impagos a los jugadores.

La situación no es nueva, ya que en mayo del año pasado, la Alta Corte de Justicia Deportiva italiana negó al Parma la licencia UEFA para participar en la Liga Europa y el pasado diciembre fue amonestado con un punto menos durante todo el torneo de Serie A por no pagar el IRPF de algunos fichajes.

De momento, está previsto que el Parma reciba el domingo al Torino en la vigésimo octava jornada de la Serie A.

Ayer, el presidente de este club con más de un siglo de historia, Giampietro Manenti, fue detenido junto con otras 21 personas en una operación realizada por la Guardia de Finanza (policía financiera italiana) por blanqueo de capitales.

Las primeras investigaciones apuntan a que Manenti estaba tratando de recabar apoyos económicos "para enfrentar la difícil situación de déficit del Parma" y que por ello, "se dirigió a una organización criminal para conseguir 4,500,000 euros", según explicaron los responsables de la operación.