•   Managua  |
  •  |
  •  |

¿Qué tanto se necesita un “as” de la colina para avanzar a la postemporada y crecer? Los Reales de Kansas no tenían a ninguno de sus abridores entre los 10 primeros de los principales del pitcheo, con excepción de James Shields en entradas lanzadas, y casi ganan la Serie Mundial. Sorpréndanse, los últimos 26 ganadores del Cy Young no han sido capaces de llevar a sus equipos a imponerse en la Serie Mundial, así que Boston, que no se preocupó por capturar a Max Scherzer, no debe considerar la falta de un “as” en su rotación  como fatal.

Si es una intriga ¿quién abre el juego inaugural contra los Filis el 6 de abril en Filadelfia? El derecho Clay Buchholz, solo una vez ganador de 17 juegos en el 2010 y con balance de 8-11 y 5.34 el año pasado, es una posibilidad, igual que Rick Porcello, con registro de 15-13 lanzando para los Tigres, y Justin Masterson, también derecho, 7-9 y 5.88 con Cardenales e Indios. Agreguen también al zurdo Wade Miley (8-12 y 4.34) con Arizona, y Joe Kelly una vez gran esperanza de los Cardenales, con registro de 6-4 y 4.20 en la última temporada.

OJO CON ESTOS DATOS

A simple vista, no es un pitcheo para pelear el banderín del Este, pero los otros 20 abridores en esa zona, no han recibido votos para el Cy Young en las recientes tres campañas. Contando con Jon Lester antes de su traslado a Oakland, la rotación de Boston solo completó tres juegos en el 2014, lo que multiplica la importancia del bullpen encabezado por el ahora inutilizado Koji Uehara, salvador de 26 juegos con 1.12 en carreras limpias.

Los derechos Edward Mujica y Junichi Tazawa, iniciarán como cerradores mientras regresa Uehara, con el respaldo que puedan ofrecer Tommy Layne, Brandon Workman, Steven Wright y Drake Britton. Globalmente no es un pitcheo de resurgimiento, pero los Medias Rojas, que en 2013 se proyectaron hacia 97 triunfos y ganar el Clásico, después de solo 69 triunfos y quedar en el sótano en el 2012, consideran que pueden volver a hacerlo en este 2015. Ellos volvieron a descender bruscamente el año pasado reducidos a 71 victorias.

FACTORES ADVERSOS

Otro problema es la receptoría. El joven de 22 años Blake Swihart, todavía no está listo y Boston dependerá de Christian Vázquez pobre al bate y no propiamente una garantía detrás del plato. Y hay más entre los factores adversos: la lesión del súperprospecto cubano Rusney Castillo, que le impedirá estar en los primeros juegos. Sin embargo, ofensivamente Boston luce bien. El joven jardinero central Mookie Betts, quien registró 291 en 189 turnos, es el mejor artillero del Spring Training.

Hanley Ramírez estará en el left con Shane Victorino apoyado por Jackie Bradley Jr en el right en espera de Rusney. El designado, David Ortiz, siempre temido, y en el cuadro interior, Mike Napoli en primera, Dustin Pedroia en segunda, Xander Bogaerts en el short stop y Pablo Sandoval en tercera.

Después de ese balance borroso de 71-91 el año pasado, ¿serán capaces los Medias Rojas de pelear por el banderín del Este en la Liga Americana? No lo creo.