•   San Salvador  |
  •  |
  •  |

El exdefensor central de la selección nacional de fútbol Marvin René González Leiva es prófugo de la justicia salvadoreña. El juez Quinto de Instrucción de San Salvador lo declaró rebelde por no comparecer a la audiencia preliminar en la que está acusado de encubrimiento por el delito de lavado de dinero, y ordenó su captura.

Junto con González, el juez también ordenó la captura del malí-singapurense Gaye Alassane, quien, según el expresidente de la Federación Salvadoreña de Fútbol Carlos Méndez Cabezas, fue el organizador de un partido, arreglado, que la selección salvadoreña jugó contra Costa Rica, en Ciudad Quesada, el 12 de octubre de 2010.

Alassane, según una publicación de El Gráfico en abril de 2014, está preso en Singapur por otro delito de amaños. González, por su parte, reside en Estados Unidos. Ninguno de los dos se ha presentado a ninguna de las etapas judiciales del proceso en su contra. Desaprovecharon oportunidades en septiembre y octubre de 2014, cuando el Juzgado Quinto de Instrucción notificó de la acusación al resto de imputados.

El último imputado que se presentó al proceso fue Armando Collado (de Nicaragua), quien se incorporó ayer y evitó, de esa manera, la orden de detención en su contra.

El volante Cristian Castillo tampoco llegó a la audiencia inicial. No obstante, su abogado presentó un escrito donde alegó al juez que el imputado tiene vencido el pasaporte y que se le imposibilitó viajar al país, por no poder completar ese trámite a tiempo. Castillo juega en el extranjero, en ligas no adheridas a FIFA, una práctica que han asumido otros jugadores, como Ramón Sánchez, ante la sanción perpetua que se les impuso.