•  |
  •  |
  • END

Saliendo de las brasas, amarrando al adversario a la silla del caballo y rescatando el botín mientras hacían bombear agitadamente sus corazones, los Indios se olvidaron de las heridas y con cuatro operativos consecutivos pistola en mano, borraron una temprana pero peligrosa desventaja de 4x0.

La victoria por 8x4 fue construida a base de merecimientos. Ganó Juan Figueroa (6-2), con salvamento de Gustavo Martínez, y perdió Edisbel Benítez (1-3)
La película fue así: en el inicio del tercero súbitamente se erosionó la defensa india cometiendo tres errores graves que abrieron las puertas de lo imprevisto, y León se encontró con las facilidades para anotar cuatro veces, estableciendo una diferencia con gran significado.

Error de Marval hizo circular a Alexis Hernández sin out. Un infield hit y un golpe llenaron las bases. Figueroa se creció ponchando a Asprilla y dominó a Almario, pero Henry Calderón disparó hit al left que impulsó a Hernández, anotando también Martirec Castro con el mal tiro de Casañas al plato. Hit de Salvador Paniagua y otro mal tiro de Travis Ezi permitieron dos zarpazos más para el 4x0.

Traicionado con esas cuatro carreras sucias en contra, Figueroa se sintió desarmado. Sin embargo, los Indios reaccionaron rápidamente en el cierre y recortaron la distancia con dos carreras aprovechando dos pasaportes, dos bolas escapadas al catcher Paniagua y un doblete de Casañas al left-center. Así que la tranquilidad de los leones duró poco. Ahora la pizarra estaba 4x2.

Después de un cero difícil dibujado por Figueroa, el Bóer continuó su recuperación con doble de Mario Holmann, un wild de Edisbel Benítez y el out lo suficientemente largo de Jorge Núñez que movió hacia el plato a Holmann con la tercera carrera, haciendo aterrizar la angustia entre los rugidores.

Los Indios no se detuvieron. Hits consecutivos de Clyde Williams y Manuel Mejía colocaron hombres en las esquinas, un error del short Asprilla sobre batazo de Casañas permitió que dos circularan mientras el marcador se equilibraba 4x4. El derecho Benítez se tambaleaba contra las sogas y terminó de derrumbarse con boletos seguidos a Holmann y Jorge Núñez, que forzaron la quinta carrera, volteando la tortilla.

León se vio groggy cuando el Bóer, con un pasbol, aumentó la ventaja 6x4 en el propio ombligo del juego. En el sexto, los Indios volvieron a golpear en la mandíbula a los rugidores con cohete productor de Manuel Mejía, agrandando la diferencia 7x4, y todavía realizaron una última arremetida con otra carrera en el octavo, cuando León tenía rato de “oler” a difunto.