•   Amsterdam, Holanda  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Vicente del Bosque, seleccionador español, aseguró que no tiene "sed de venganza" ante Holanda, rival al que se mide este martes la Roja en un amistoso y que fue el que inició el fin de un ciclo, al golear 5-1 en el Mundial de Brasil en el último precedente.

"No tengo sed de venganza, lo que tenemos que hacer es intentar ganar y hacerlo de la mejor manera posible, sin mirar para atrás. Tengo buena estima por el fútbol holandés de siempre. Venimos a un estadio y ante una selección que es de los partidos bonitos que podemos jugar. Tenemos que estar a la altura", aseguró en rueda de prensa.

Del Bosque reflexionó sobre el momento de Cesc Fábregas, que con 94 internacionalidades sigue sin ser un fijo y el pasado viernes, en un partido importante de España ante Ucrania, no jugó ni un solo minuto.

"Fábregas es uno de los jugadores que viene permanentemente a la selección salvo en la anterior convocatoria, que estaba lesionado. Hay mucha competencia en el centro del campo, a veces hemos jugado hasta con seis centrocampistas, pero cuando jugamos con un delantero tenemos que sacrificar a alguien, no siempre ha sido él. Si no juega es por la enorme competencia que hay", admitió.

Del Bosque reflexionó sobre el cambio que siente ha dado la crítica a la Roja. "No me gustaría equivocarme y tener una opinión en contra de la mayoría, pero es cierto que en el pasado se ponía el freno para decir que todo no lo hemos hecho bien y la crítica era muy favorable. Ahora se pone el acento más en lo negativo que en lo positivo, pero como es tan unánime, seguramente no tendremos toda la razón nosotros".

Además defendió que sus futbolistas siguen manteniendo intacta la motivación por ganar títulos. "Nadie debe mirar para atrás y pararse en lo bueno. Tenemos una selección muy hecha y cuajada que no debe conformarse. Un buen deportista es el que siempre intenta ganar".

Por último, Del Bosque equiparó el momento que vive España como el de selecciones fuertes como Alemania, la actual campeona del mundo. "Me da la impresión de que salvo Inglaterra y Eslovaquia, las dos únicas que han ganado todos los partidos de clasificación, que lo tienen bastante encaminado, el resto estamos sin nada claro, andamos justos".

"Nosotros después de estas dos selecciones somos de las más atinadas con más puntos sumados. Todos queremos jugar lo mejor posible pero no veo ninguna que juegue ahora con una gran autoridad", concluyó.