•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

El pequeño parador en corto de los Orioles de Baltimore, el nicaragüense Everth Cabrera, lució como un gigante con el madero al conectar tres imparables en cuatro visitas al cajón de bateo, en un particular encuentro en el que su equipo empató a seis carreras con los Rays de Tampa Bay.

El nandaimeño jugó como campo corto, anotó una carrera y dejó su promedio de bateo en .283 puntos.

En lo que va del entrenamiento primaveral, Cabrera ha conectado un total de 13 imparables en 46 apariciones al Home Plate.

De Everth, uno de los dos nicaragüenses todavía presentes en el Spring Training (el otro es Erasmo Ramírez con los Marineros de Seattle), nadie duda que se quede con los Orioles para esta temporada en el mejor beisbol del mundo, sobre todo si continua realizando actuaciones “llama la atención” como la de hoy.