•  |
  •  |

Para Henry Duarte el rendimiento de la Azul y Blanco en el partido de vuelta contra Anguila estuvo acorde a las limitantes que ofreció la cancha. Muy poco se pudo jugar al futbol que pretendía el equipo nacional. Y en medio, que todos estábamos claros que la victoria era obligada por el nivel del rival, también era importante conseguir un dominio ante el rival, sabiendo cómo superar las adversidades.

Pero explica el técnico tico, que este equipo jugó a un cincuenta por ciento del nivel que espera brinde cuando se midan a la Selección de Surinam en la primera semana de junio, cuando los reciban en el Estadio Nacional de Futbol.

“Ha sido bueno el cambio de mentalidad que han tenido los muchachos. Para mí será clave el crecimiento del futbol en Nicaragua, que salgan algunos jugadores de esta selección a rozarse en otras ligas. Que crean que pueden, que se muestren que tienen capacidad para rendir a otro nivel”, expresó el costarricense.

Para Duarte se siente como un gran ganador, no solo por el resultado sino porque asegura que el equipo se metió en los conceptos que ha querido trabajar para mejorar su desempeño.

“Anguila vino a dar y me parece que hasta debió haber una tarjeta roja por una entrada horrible a Josué Quijano del lateral de ellos a los diez minutos de juego. Pero el árbitro (Oscar Moncada) fue muy permisivo y por momentos siento por cómo trató a los muchachos, como enojado con el equipo nuestro. No me parece que eso fuera correcto pero el equipo supo asimilarlo y superarlo”, expresó.

Superiores
Los nicas lograron un triunfo histórico y de paso obligatorio, pero ahora la meta será superar a la Selección de Surinam, ubicada en el puesto 161 del ranking de la FIFA, 24 puestos por encima de Nicaragua.

“De Surinam ya tengo un vídeo que podré ver en Nicaragua. Basan su futbol en su físico a su gran velocidad. Meten mucho la pierna como la metió Anguila acá en la isla, así que hay que prepararse para eso”, expresó.

Sobre cómo mira a Nicaragua contra Surinam, comentó que no se ve favorito con la Azul y Blanco, pero “tenemos para pelear mucho y pasar a la siguiente ronda, todo depende del trabajo que desarrollemos”.

Aseguró el tico, que le informaron que acá en Anguila andaba un técnico de Surinam. “Que bueno saber que le están dando mucho valor a Nicaragua como para seguirlo de cerca, eso nos obliga a trabajar más duro y mejorar más en la cancha”.
Sobre la próxima convocatoria, Duarte comentó que pretende llamar al ex Saprissa, Yader Valladares, quien está con interés de vestir la camiseta de la nacional. “Tengo en mente otro par de jugadores que están en otros países, uno en España y otros más que se me escapan los nombres. La idea es llegar lo mejor armado posible”, finalizó.

Los nicas arriban hoy a Nicaragua con la meta cumplida. Ahora todo apunta rumbo a Surinam.