•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La estadounidense Serena Williams mostró su satisfacción tras ganar por octava vez el torneo Premier de Miami, mientras que su oponente en la final, la española Carla Suárez Navarro, se desbordó en elogios para la campeona.

Serena, número uno mundial, paseó a la ibérica, duodécima sembrada, con fáciles parciales de 6-2, 6-0, para conquistar el sábado su octavo título en Miami.

“Se siente muy bien tener ocho en mi haber, pero antes de comenzar el torneo no podía decir que iba a ganar el octavo”, declaró Serena en conferencia de prensa.

Williams reconoció desde el principio del partido que el resultado iba a ir a su favor al señalar: “Definitivamente cuando ya en el sexto game tú estás arriba 4-2, sabes que salvo algún imprevisto, el set es tuyo, pues para Suárez hoy no fue su mejor día independientemente de haberlo dado todo en la cancha”.

Este fue el título número 66 de Serena en singles, quedando a una de su compatriota Billie Jean King, pero lejos de la máxima ganadora del circuito femenino, la legendaria Martina Navratilova, que ganó 167 títulos.

De esta manera Serena se reafirma como la reina indiscutida de Miami, torneo que ganó en ocho ocasiones, dos más que su compatriota Andre Agassi, pero sabe que todavía le queda mucho camino por recorrer en la temporada.

“Ahora empieza la temporada de tierra batida. En la arcilla los partidos duran más, son partidos más largos, por lo que tengo que trabajar en eso para estar lista”, subrayó Serena, quien sonriendo adelantó que “no obstante estoy lista, estoy deseando que llegue la retadora para divertirme”.