•   Managua  |
  •  |
  •  |

Después de la misión cumplida con la Azul y Blanco de clasificar a la siguiente ronda de las eliminatorias mundialistas tras dejar en el camino al débil equipo de Anguila, el capitán de la Selección Nacional, Juan Barrera se marchó el jueves pasado a Austria con una nueva ilusión, aferrarse a su sueño de jugar en Europa con el club SC Rheindorf Altach.

Barrera viajó a Zúrich, Suiza pese a que perdió su pasaporte cuando venía de Anguila a Miami, el 31 de marzo. Sin embargo, en aquella terminal aérea consiguió al final un documento que lo hizo seguir rumbo a Nicaragua ese mismo día sin perder de vista el vuelo que lo traía junto al reto del equipo nacional, que fue recibido como héroe en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

“Ha sido una sorpresa enorme estar acá y ves cómo te recibe la dirigencia, con la confianza de que puedo darles mucho al equipo”, dijo Barrera después de sus primeros días en aquel país.

Y es que llego y de inmediato se incorporó al grupo de trabajo del Altach, e incluso se le aprecia ya en sus primeras fotos en un periódico local mientras entrenaba bajo lluvia, en un terreno muy fangoso.

Afinar detalles

El nica, con el 10 de la Selección Nacional, estará unos diez días en Austria mientras termina de arreglar algunos detalles con el que será su nuevo equipo, el SC Rheindorf Altach.

Por cierto, el Altach viene de ganar sus últimos tres partidos y está en el tercer lugar del torneo en la liga austriaca con 45 puntos, solo por debajo de Salzburgo que acumula 54 unidades y en segundo está el Rapid Viena con 48 unidades. Su próximo partido será el miércoles 8 de abril, precisamente ante el líder, Salzburgo.

Pero Barrera solo podrá ver a su nuevo equipo en acción ante el equipo más difícil de vencer en la liga, pues los pases internacionales o TMS, ya no está disponible para poder activarlo con el Altach y será hasta en junio que podrá hacerlo.