•  |
  •  |
  • ESPN

Cuando Floyd Mayweather y Manny Pacquiao suban al cuadrilátero es muy probable que sea la pelea más vista de todos los tiempos y la que más dinero genere desde el nacimiento del Pago Por Evento en Estados Unidos.

Y, sin duda, será la que más televisiones sintonizadas tendrá en la historia del boxeo en Asia.

Mayweather y Pacquiao se enfrentarán el 2 de mayo en el cuadrilátero del MGM Grand Arena de Las Vegas y el combate será transmitido por vez primera por las tres principales cadenas abiertas de Filipinas de manera simultánea.

El mismo Pacquiao solicitó que la pelea fuera transmitida abierta en su país, para que la mayoría de sus aficionados y votantes pudieran observarla.

Pero el interés en Filipinas, como en la mayor parte de ese continente y el resto del mundo, es tan grande que también dos compañías de cable exhibirán la pelea en el sistema de Pago Por Evento, que se espera genere alrededor de 400 millones de dólares estadounidenses.

“Sin duda, la pelea entre Manny y Mayweather abrirá muchas de las puertas del boxeo en Filipinas y en el resto de Asia, incluida la del Pago Por Evento”, consideró el boxeador Nonito Donaire.

Donaire también es de Filipinas y hasta hace un par de años era considerado uno de los mejores libra por libra del planeta.

“Gracias a lo que ha hecho Manny, muchos de nosotros y algunos otros que ni siquiera son filipinos, pero que también son asiáticos, han provocado el interés en otras partes del mundo que antes no había”, agregó. “Mucho menos hubieran estado dispuestos a pagar por ver las peleas”.

La pelea más esperada de los últimos años en vivo será el domingo 3 de mayo por la mañana, como ha sucedido en otros, cada vez con más recientes intentos de popularizar aún más el pugilismo en Asia.

Teléfonos, tabletas y más
La pelea entre Mayweather y Pacquiao también será llevada en vivo a través de teléfonos inteligentes y tabletas en aquella parte del mundo, a través de Pago Por Evento.

“Asia tiene la ventaja de que son 12 horas de diferencia al Este de Estados Unidos”, dijo Arum en noviembre pasado. “En cambio en Europa y el resto del mundo es mucho más complicado para acomodar la diferencia de horario”. Pacquiao es propietario de los derechos de televisión y cable de sus propias peleas en Filipinas. Y también hace tiempo que es el dueño de las llaves para tratar de abrir el mercado del boxeo asiático en general.

Los dos noviembre pasados, Pacquiao peleó en Macao, China, desde donde fueron transmitidas en vivo sus actuaciones para el mercado asiático en domingo por la mañana.

Los ratings de televisión, así como entradas a la misma arena fueron un éxito, según el presidente de Top Rank, Bob Arum.

“Cada vez estamos más sorprendidos de la manera en que aquí se ha recibido el boxeo”, agregó Arum en China. “Por ejemplo, en las carteleras que hicimos la mayoría de la gente llegó a la arena desde la primera pelea preliminar. Nunca había visto en otro lugar que 90 por ciento de la arena estuviera llena desde la primera pelea. Eso solo significa la manera en que la gente disfruta del boxeo y las ganas que tienen de verlo”.

Arum, promotor de Pacquiao, ha reiterado su interés prioritario por introducir el boxeo a Asia. “En China hay millones de personas que pudieran pagar incluso el Pago Por Evento en televisión”.