•  |
  •  |
  • END

ESPN.com
Scott Boras no es el único agente de Grandes Ligas con acceso a un departamento de investigación y un centro de fotocopias en su vecindario.

Mientras el jardinero Bobby Abreu se preparaba para entrar al mercado de agentes libres en esta temporada baja, su agente, Peter Greenberg, creó un pequeño esfuerzo promocional para ayudarlo. Así que el grupo de Greenberg armó un tributo estadístico de 28 páginas lleno de gráficos rojos y azules y comparaciones vinculando a Abreu con los mejores bateadores del béisbol.

Abreu ha empujado 100 carreras o más en siete de las últimas ocho temporadas
Al hojear las tablas y los titulares que proclaman a Abreu como una “Fuerza ofensiva” y un pelotero “Tremendamente consistente” uno se queda con una impresión clara: Para ser un tipo que es ampliamente catalogado como un buen jugador complementario, Abreu se mantiene en buena compañía.

El béisbol tiene sus jugadores franquicias y los tipos que te cargan, los “portaaviones” del medio de las alineaciones, como los cataloga el coach de la banca de los Rockies Jim Tracy, y los tipos como Albert Pujols, que son un antídoto a las visitas a las concesiones de los estadios.

Sus números reflejan que es un jugador de apoyo, pero confiable. En 13 temporadas en Grandes Ligas, Abreu tiene un total de dos apariciones en el Juego de Estrellas, un Guante de Oro y un Bate de Plata a su haber.

Nunca ha terminado más arriba del puesto 14 en las votaciones para el Jugador Más Valioso, y ha liderado la liga en un gran total de dos categorías ofensivas -- colocándose primero en la Liga Nacional en triples en el 1999 y en dobles tres años más tarde.

El gran momento de Abreu en la escena nacional vino durante el Festival de Cuadrangulares en Detroit en el 2005, cuando conectó 41 cuadrangulares, récord para el evento, para llevarse la corona contra Pudge Rodríguez. Pero esa actuación es recordada más por la misteriosa desaparición del poder exhibido por Abreu en el Comerica Park; ha promediado apenas 17 jonrones en las tres temporadas que le siguieron a su explosión en la Ciudad Motor.

Aun así, cuando uno coloca sus temporadas una encima de la otra -- y otra al lado de la otra -- surge un nuevo panorama. En cualquier número de categorías, Abreu se coloca parejo junto con jugadores que tienen números de Todos Estrellas, que han hecho discursos en Cooperstown y que se encuentran entre los mejores del deporte de todos los tiempos:
* Este año Abreu se unió a Barry Bonds y Rickey Henderson como los únicos jugadores en amasar 200 jonrones y 300 bases robadas, mientras mantenía promedio de embase de .400.

* Abreu es uno de los cinco jugadores con 100 impulsadas y 100 anotadas en cada una de las pasadas dos temporadas. Los otros son: Chase Utley, Adrián González, David Wright y Alex Rodríguez.

* Su corrida de seis temporadas consecutivas con 100 impulsadas es la tercera más larga entre los jugadores activos, detrás de Rodríguez y Pujols.

* En el 2008, Abreu amasó 35 o más dobles por décimo año consecutivo, empatando el récord que tiene Todd Helton, de Colorado. El miembro del Salón de la Fama Tris Speaker es el siguiente en la lista con nueve temporadas consecutivas con 35 dobles, e hizo su mejor trabajo durante las administraciones de Woodrow Wilson, Warren Harding y Calvin Coolidge administrations.

* Abreu tiene la racha de temporadas con 20 robos más larga en el deporte, con 10. Jimmy Rollins, Ichiro Suzuki y Juan Pierre son los próximos en la lista con ocho.

* Abreu está en medio de una racha de 11 temporadas consecutivas de al menos 150 partidos jugados. Los otros ligamayoristas con rachas más largas son Willie Mays, Billy Williams, Pete Rose y Cal Ripken Jr.

Así que en las áreas de productividad, durabilidad, consistencia en el desempeño y popularidad en el camerino, Abreu tiene todo cubierto. Lo único que le falta por completar en su agenda es encontrar trabajo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus