•  |
  •  |

El púgil nicaragüense Walter Castillo no tuvo el antídoto para contener el veneno lanzado anoche por el púgil estadounidense Amir Iman.

Por más que quiso, Castillo no pudo con Iman y fue ampliamente superado ayer en una cartelera que tuvo como escenario el StubHub Center, de Carson, California.

Como todo peleador en la cita más importante de su carrera, Castillo llegó optimista a este su segundo combate en Estados Unido y bajo la promoción de su nuevo mentor, el poderoso promotor Al Haymond.

Sin embargo, Iman fue más rápido, más fuerte y más inteligente sobre el ring, para ganar con claridad en los 10 rounds de acción. Castillo puso el empuje, pero el boxeo de Iman fue superior y al final de la contienda, los jueces declararon vencedor al estadounidense con amplias tarjetas de 99-91, 100-90 y 98-92.

Iman mejor
Desde que sonó la campana, Iman “toreó” a Castillo, quien saltó al centro del ring decidido a probar su fortaleza. Pero Iman lo esquivó, se movió y atacó, sin dejarse cazar por el peleador nicaragüense.

Round tras round, Castillo intentó forzar la pelea adentro, pero Iman rápidamente lo controlaba con un certero jab y unas derechas contundentes que lo hicieron retroceder. Esa velocidad de Iman fue dañina en todo momento, y especialmente en el quinto round, cuando le provocó un corte en su ceja derecha.

En su esquina, Castillo fue atendido por el entrenador cubano Osmiri “El Moro” Fernández, quien lo motivó a presionar a Iman, pero Castillo no pudo encontrar la fórmula que le permitiera imponerse.

Al final, Castillo terminó con el pómulo izquierdo inflamado, y visiblemente agotado, porque en el décimo Iman lo tuvo a merced golpeándolo sin misericordia, después que este intentó salirse de las brasas.

Por momentos, parecía que Iman podía noquear, pero a Castillo lo terminó salvando la campana. Con este resultado, Castillo desmejoró su récord a 25-3, con 18 nocauts, mientras que Iman mejoró a 17-0, con 14 nocauts.