•  |
  •  |

Luego del impase por lluvia y ceder el segundo set, Novak Djokovic se impuso este domingo por 7-5, 4-6 y 6-3 a Tomas Berdych (8°) y se quedó con el título del Monte-Carlo. Fue su cuarta corona seguida en Masters 1000, 23 en total e igualando la línea de Roger Federer. A solo cuatro festejos de Rafael Nadal, máximo ganador de este tipo de torneos.

La lluvia le puso suspenso a la definición en el Masters 1000 de Monte-Carlo. Novak Djokovic parecía tener todo bajo control con un 7-5 y 3-2, pero, en la reanudación, Berdych se hizo fuerte desde la devolución, quebró en el séptimo juego y terminó forzando un tercer set.

Pero el serbio no se dejó intimidar por el marcador y sacó una luz de distancia en el parcial decisivo con dos rápidas roturas: el 4-0 empezó a marcar sentencia. Hubo una reacción de Berdych, de todas maneras, que achicó cifras con un vendaval de tiros ganadores. Sin embargo Djokovic estuvo fino sobre el cierre y, tras dejar correr un match point con la devolución, lo cerró con su servicio.

De menos a más
En el inicio del partido, vale decir, Djokovic fue de menor a mayor. Tuvo un arranque algo dubitativo, con errores y dejando la iniciativa a Berdych, quien no dejó pasar el momento y firmó un rápido quiebre para ponerse al frente.

No obstante, el serbio mostró una buena recuperación y ganó terreno en el sexto game. El N°1 del mundo poco a poco fue haciéndose dueño de las acciones, a pesar de no estar en su mejor versión, y comenzó a marcar la diferencia. Y en el desenlace del parcial, en un momento clave, volvió a pegar con la devolución para el 7-5.

En la segunda manga, gran partidad. Djokovic no logró capitalizar el envión de la ventaja y sintió el asedio de Berdych, que se mantuvo en eje. Todo hasta que la lluvia dijo basta en el 3-2. Después, lo dicho: la reacción de Berdych y el posterior festejo del serbio en tres parciales.

Djokovic, que venía de un gran triunfo en semis ante Nadal, de esta manera consiguió su título N°23 de Masters 1000, igualando la línea de Roger Federer y quedando a solo cuatro de Rafael Nadal, máximo ganador de este tipo de torneos. El serbio, cabe destacar, viene de ganar Indian Wells y Miami. Además, también se impuso en el Abierto de Australia y, en 2014, en las Finales ATP y en el M1000 de París.

Berdych, por su parte, jugó su tercera final en el año, luego de Doha y Rotterdam. Aún sin títulos en 2015, el checo es uno de los jugadores más regulares de la temporada, dado que también alcanzó tres semifinales y un cuarto de final. Fue su cuarta final en Masters 1000, tras su título en París 2005 y las caídas en las definiciones de Miami 2010 y Madrid 2012.