•  |
  •  |

Las obras de construcción del nuevo paso a desnivel que la Alcaldía de Managua construye en Rubenia, se encuentran detenidas en algunas zonas del proyecto, debido a que la comuna no se ha sentado a negociar con algunos propietarios que serán afectados por la ampliación de la construcción.

La obra que tiene un costo de 190 millones de córdobas, está compuesta por un puente de 480 metros de longitud, que se extiende de Norte a Sur, una rotonda en la parte baja que conecta de Este a Oeste, Norte a Sur, área libre de 5.50 metros, que permitirá un tráfico más fluido en ese sector.

Nuevas medidas
“Los cálculos de los ingenieros fallaron y ahora quieren más terreno de nuestras propiedades, pero no hemos podido negociar lo que nos deben pagar”, señaló Maryuri Méndez, una de las afectadas por la ampliación de las obras en el costado sur, donde se erige el muro que soporta parte de la estructura.

Carlos Gámez, aseguró que ya había negociado parte de su propiedad y que ahora le están pidiendo más terreno, pero aún no se ha sentado a negociar con la comuna. “Ellos se atrasan porque no, nos hemos puesto de acuerdo y no pueden seguir construyendo”, agregó el poblador.

Concejal habla
Walter Espinoza, concejal de la Alcaldía de Managua, señaló que la comuna debe negociar nuevamente con los pobladores que se les afectará sus casas y que se debe priorizar la seguridad de los pobladores. “Algunas casas quedarán en el aire, esas personas se les debe cuidar y garantizar el pago por sus casas”, agregó el funcionario.