•   Termas del Río Hondo, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El italiano Valentino Rossi (Yamaha) se convirtió en la sorpresa del Gran Premio de Argentina, tercera prueba del Campeonato Mundial de MotoGP, al imponerse el domingo en un final dramático en el que el doble campeón del mundo, el español Marc Márquez (Honda), terminó en el suelo tras un choque con “IlDottore”.

Rossi, de 36 años, terminó por delante de su compatriota Andrea Dovizioso (Ducati) y el británico Cal Crutchlow (Honda) y se afianzó en el liderato del Campeonato del Mundo con 66 puntos.

Cuando todo parecía que Márquez celebraría su vigésima primera victoria en Moto GP, el experimentado piloto italiano recuperó terreno a falta de 10 vueltas, dio caza al español en el último giro y terminó imponiéndose magistralmente para felicidad de la parcialidad argentina, que lo arropó desde su llegada.

En la última vuelta Márquez, que lideraba, fue alcanzado y superado por Rossi, y en un intento por tomar de nuevo la punta, el español tocó la rueda trasera de la Yamaha del italiano a la salida de una curva y terminó por el suelo.

“Me disgusta mucho que se haya caído, lo pasé en la frenada, él en medio de la curva me tocó y luego en la salida me volvió a tocar y se cayó, espero que no haya sufrido heridas”, dijo un eufórico Rossi a la prensa.

“Es importante esta victoria para el campeonato y lo único que quiero es seguir así hasta el final”, comentó el italiano, que celebró en el podio vestido con la camiseta de la selección de fútbol de Argentina y marcada a la espalda con el “10” y el apellido “Maradona”.

Márquez, de 22 años, parecía impotente cuando la Yamaha con el número 46 lo superaba cuando ya se veía la bandera a cuadros en el circuito de Termas de Río Hondo, una pista de curvas rápidas, dura para los neumáticos, que según dijo el español favorecía a la marca japonesa.

La próxima carrera del Campeonato del Mundo de Moto GP se disputará el 3 de mayo en España, en el circuito de Jerez de la Frontera.