• |
  • |
  • END

Así como el equipo de Chontales consiguió los servicios del relevista José Luis Sáenz en lugar del receptor Janior Montes, quien tiene problemas con sus estudios universitarios, hoy podría producirse otro cambio de jugadores rivenses para militar en el club sureño que involucre al lanzador Carlos Pérez Estrella y al infielder Mario Holmann.

Hace días se conoció de malentendidos entre el lanzador Carlos Pérez con los directivos rivenses, por asuntos de viáticos para transportarse a los entrenamientos. El lanzador reside en Masaya y pedía que se le reconociera ese gasto, sin embargo, esa confusión “caldeó” la relación y aceleró la búsqueda de un suplente, que es Holmann, al que estaban reclamando desde que inició el proceso de formación de equipos, y quien parece estar de acuerdo con jugar con el conjunto de su ciudad natal en vez de formar parte del Seleccionado de Prospectos.

Por eso, esta mañana, a eso de las once, tanto Pérez Estrella como Mario Holmann se reunirán con los miembros de la Comisión Nacional de Béisbol de Primera División para conocer sus puntos de vista y quizá se produzca el cambio.

Hasta el momento, los directivos del Seleccionado de Prospectos no han mostrado incomodidad por el posible cambio, ya que siempre cuentan con peloteros que pueden empujar fuerte al club, como son los hermanos Marvin y Ernesto Garay y Janior Montes.

Un caso que parece resuelto es el del lanzador Franklin Sánchez, quien es reclamado por el Masaya, pero él desea jugar con el León, ya que actualmente reside en esa ciudad, donde estudia y trabaja. Presentó la debida documentación, especialmente de la universidad. Además, no aparece en la lista de peloteros protegidos que presentó Masaya.

En esta semana, mientras varios equipos continúan sus entrenamientos, los directivos y técnicos están seleccionando a sus primeros 21 jugadores, cuyas esquelas deben ser presentadas oficialmente en la reunión del 29 de diciembre, fecha en que ya se le verá la cara al campeonato de béisbol. Los otros cuatro jugadores que deben ser peloteros “libres”, se escogerán conforme a los que queden disponibles.